Este jueves a las 10 de la noche Quim Torra ha sido entrevistado en TV3. Por su director, Vicent Sanchis. Hacía 21 horas y media que el President no salía en la TV pública catalana como protagonista de un programa. La última vez había sido la madrugada anterior y en el formato "Hola, qué tal. Son las doce y media de la noche, estoy en la sala de prensa del Palau de la Generalitat y quiero haceros un mensaje institucional".

Entre estas dos apariciones, ha habido una tercera. Esta en el Parlament y por la mañana. En una comparecencia convocada para hablar de la sentencia del Supremo, en la cual se esperaba que hablara de los incidentes de las tres últimas noches y de los Mossos y donde ha acabado hablando de la posibilidad de ejercer el derecho a la autodeterminación. Cuando lo ha hecho, en el hemiciclo se ha oído un inmenso "broooooooooum". Eran las mandíbulas de los miembros del Govern y de los diputados de JuntsxCat y Esquerra, que no sabían nada de este anuncio, cayendo al suelo y rodando escaleras abajo. Y le digo las mandíbulas como le podría decir cualquier otra parte del cuerpo. Tanto del tren superior como del inferior. De los diputados y diputadas. Lo de de que no sabían nada lo hemos sabido porque primero hemos visto sus caras al salir del pleno y, por si no nos había quedado claro, porque después nos lo han dicho de viva voz.

Pero, ¿cuál será la fórmula para ejercer este derecho? Pues fuentes de presidencia han explicado en los pasillos de la Cámara que antes de acabar la legislatura tendrá que haber o bien 1/ un referéndum acordado, o bien 2/ unas elecciones plebiscitarias. Y, en ningún caso, habrá una consulta unilateral. Eso traducido, y teniendo en cuenta la situación actual, quiere decir que si del President depende, pero a expensas de lo que decidan los partidos, esta legislatura tendría que acabar con unas plebiscitarias.

Por lo tanto, había interés en saber si mirando la entrevista, al Gobierno y a los diputados indepes en general les volvería la mandíbula a su sitio original y si el resto conseguiríamos tener claro hacia dónde vamos.

Y la entrevista ha empezado puntual en el escenario habitual de cuando las entrevistas son en Palau, la sala Torres Garcia. Un espacio al que el President le tiene una tirada muy especial porque hace tiempo que intenta mover al Saló Sant Jordi los frescos que hay en este lugar.

Si usted me pregunta por la sintonía entre entrevistado y entrevistador, le pondré tres ejemplos y saque su propia conclusión. Cuando Sanchis ha dicho "buenas noches", la respuesta del President ha sido "buenas tardes". Cuando en el campanario de Palau han sonado las 11, Sanchis ha dicho que eran las 10. Y cuando ha acabado la entrevista, Torra ha dicho que se le había hecho corta y Sanchis que "ha sido un poco larga".

El inicio ha sido un bucle con Sanchis haciendo la misma pregunta pero formulada de varias maneras y Torra sacando el violín e interpretando las obras completas del famoso compositor japonés Huyomucho Porpeteneras. Primer intento: "¿Está acatando la sentencia? Segundo intento: "Pero si no acatarla, no se concreta en nada, en realidad se está acatando". Tercer intento: "No me está contestando y le haré la pregunta de otra manera. ¿Cómo puede desobedecer el Gobierno o canalizar la desobediencia con medidas concretas?". Cuarto intento: "Le vuelvo a preguntar. Una cosa es la actitud moral y otra es que eso se concrete en alguna medida política". Y entonces ya lo ha dejado estar. Definitvamente.

Del resto de preguntas y respuestas que me han llamado la atención, destaco estas:

- ¿Por qué que el Cuerpo Nacional de Policía dispara pelotas de goma que aquí están prohibidas?
- Pregúnteselo al señor Buch.
- Los Comunes hoy le han reprochado que usted vota para que la Guardia Civil se marche de Catalunya y después trabaja con ellos amistosamente en el Centro de Coordinación. ¿Eso no es una contradicción?
- Para contradicciones las de los Comunes y Colau que es  alcaldesa gracias a los votos de Manuel Valls.
- ¿Usted ha tenido relación con el grupo que presuntamente quería atentar en Catalunya?
- Si tuviera que hacer caso de todas las insinuaciones que las cloacas buscan desde primer día para criminalizarme no podría trabajar. Si quiere hablamos cuando levanten el sumario.
- Piensa en elecciones?
- Es lo último que nos podemos permitir.
(Y aquí habría sido interesante que hubiera dicho: "Y le dedico esta respuesta a Esquerra que me estará mirando").

Pero la entrevista también nos ha permitido saber otras cosas. Por ejemplo: 1/ ¿Qué considera Quim Torra que es un infiltrado? "Gente nueva que aparece en unas concentraciones y que no se habían visto nunca. Gente que normalmente no está en manifestaciones independentistas", 2/ Cuál es su relación con el conseller Miquel Buch: "Tengo la misma confianza en él que con el resto de consellers". Bien, eso puede querer decir que no tiene ninguna confianza en nadie, porque la inexistencia es una manera de tener la misma confianza con todo el mundo, 3/ Ha leído "Manual de resistencia", el libro de Pedro Sánchez, del cual ha hecho una cita y 4 / El Rey le contestó la carta que le envió... ¡diciéndole que se la havía reenviado a Pedro Sánchez! Un recorrido que sería como el del avión del Tibidabo de BCN, que no para de girar sobre sí mismo para llegar siempre al mismo lugar.

Y ahora usted se preguntará qué ha dicho el President sobre aquello que le comentaba al inicio sobre la mandíbula. Pues que "Mi gobierno sabe que pienso y lo que he dicho hoy ya se lo había comentado otras veces". Y lo ha rematado con un: "Me quedo con lo que ha dicho el amigo Sergi Sabrià". Y aquí he echado de menos que sonara el mítico "Amigos para siempre", naino naino nainoná...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
José Antich
Editorial Torra, cada vez más aislado José Antich