Hace tiempo que me lo pregunto. Porque no lo entiendo. Que un estadista (mundial) como él sólo haya tenido pequeños cargos menores demuestra hasta qué punto la política española no premia a los mejores. Es incomprensible y una vergüenza que un ideólogo como él, un gestor con mayúsculas, no esté en primera línia dirigiendo los destinos de España (¡Viva!) en un momento de crisis como este. Él, a quien las universidades más prestigiosas del planeta (y alguna de fuera) se lo rifan para que vaya a hacer charlas y cursos donde exponer sus ideas y sus propuestas, tiene que ver cómo se lo margina porque aquí lo que hay es mucha envidia y ninguna valoración de los líderes de verdad.

Sí, es cierto que varios partidos han sabido apreciar su infinito valor y lo han integrado en sus filas, pero después no se han atrevido a dar el paso y darle las riendas del Estado. Y pienso en UPyD. Y en Ciudadanos. Y ahora en el PP. Formaciones políticas que se han afanado para poder contar con su inalcanzable saber pero que, presionadas seguramente por oscuros e inconfesables intereses de organizaciones masónicas, satánicas y secretas y clandestinas en general, han tenido que mantenerlo en un segundo término. Para no abusar. En unos trabajos, pero, que se le hacen pequeños. Perdón, ¿he dicho pequeños? No, pequeños queda corto, son trabajos que se le hacen bonsais. Efectivamente, estoy hablando de Toni Cantó, a quién en casa siempre le llamamos Don Antonio. Porque se lo vale.

En 1880, Herbert Baxter Adams acuñó por primera vez el concepto "ciencia política". Poco tiempo después, en su conocido tratado titulado "Ya te lo diré yo a ti, bonita" escribía: "Dentro de 140 años existirá un faro, una referencia, un símbolo. Una fuente a quién los sedientos de conocimiento acudirán para calmar sus infinitas ganas de perfección intelectual. Su nombre empezará por Toni y acabará por Cantó". Pero este no es el único referente histórico que anunciaba la llegada del Mesías de la política a nuestras humildes vidas.

No, la segunda profecía de Nostradamus para el 2021 dice: "Debido a la discordia y negligencia francesa. Se dará una oportunidad a los mahometanos. La tierra y el mar de Siena se amarán de sangre. Y el puerto de Marsella cubierto de barcos y velas". Es evidente que la discordia y la negligencia son los enemigos de España. "Los mahometanos" son los golpistas-independentistas-terroristas-sediciosos. "La tierra y el mar de Siena se amarán de sangre" es la guerra para acabar con el Idioma español, prohibido en Catalunya, lugar donde se tortura y se encadena a los niños que lo hablan en las escuelas y se roba la dentadura postiza a los abuelos que intentan hablarlo por la calle. Y "el puerto de Marsella cubierto de barcos y velas" es Isabel Díaz Ayuso liberando España de la dictadura comunista a través del nombramiento del gran Cantó como responsable de un organismo de nueva creación llamado "La Oficina del Espanyol" donde cobrará la insignificante cantidad de 75 mil euros anuales, que son 6.250€ al mes. (Por cierto, "la oficina del Español" no quiere decir que sea su propia oficina de sí mismo de Cantó -que lo es mucho de  español- sino del Idioma español).

Y ahora usted que es una persona humana descreída dirá: "¿Puede aportarme pruebas de todo esTo que afirma sobre la valía de señor Cantó?". ¡Naturalmente! Sólo con tres tengo más que suficiente: 1/ "No puedo trabajar en Cataluña por hacer teatro en español", dijo a El Mundo. Efectivamente, él que ha ganado 5 Óscars de jolivud, 13 baftas, 76 tonis, dos pacos y que tres de sus películas están entre las cinco más taquilleras de la historia tiene que ver como en una ciudad de pueblo se desprecia su talento que, en cambio, se reconocido por todas partes gracias a sus multitudinarias giras internacionales, 2/ "El catalán y el valenciano son dos lenguas diferentes", ha manifestado varias veces. No hase falta decirt nada más y 3/ Para celebrar su nombramiento escribió un tuit con tantas faltas de ortografía que tuvo que borrarlo. Escrito en español, el idioma que ha venido a salvar, claro. ¡BIBA!

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat