Si eres periodista y de Badalona, tienes una probabilidad situada en torno al 99,9% de que la gente te acabe preguntando: "¿Oye, y qué pasará, eh, eh, eh? ¿No gobernará l'Albiol, verdad?".

Si un servidor, jutaletras de Badalona, supiera qué sucederá, no dude que a continuación iría a hacer una loto de muchosmillones de euros y a mí ya me han visto bastante. En general y para siempre. Pero como, de momento, no tengo capacidad para ver el futuro, seguiré aquí, trabajando e intentando explicar cosas.

Pero primero dos previas: 1/ los resultados, como para situarnos:

Badalona

y 2/ ya ha habido varias reuniones, encuentros y conversaciones, discretos y no tan discretos, para sondearse los unos en los otros. Y habrá más. Sin excluir a nadie.

Pero hay un dato muy interesante que quizás ayuda a entender el fenómeno Albiol, sobre todo fuera de Badalona. ¿Por qué gana este hombre? Bien, pues en primer lugar por una obviedad que conviene recordar: porque la gente lo vota. Es que la gente se piensa que Albiol gana por osmosis inversa. Y no. Gana porque en las urnas hay más papeletas con su nombre que con el nombre de sus rivales. Pero esta vez, gracias a la coincidencia entre las municipales y las europeas, podemos saber quién lo vota.

Mirando los datos, unos cuantos creímos ver -erróneamente- que unos 10 mil votantes de Puigdemont en las europeas, habían escogido Albiol en las municipales. Pero la cifra no es esta. Quizás se acerca, pero es excesiva. Echemos una ojeada y descubriremos cosas interesantes.

El PP recibió 11.775 votos en las europeas y 37.506 en las municipales. Eso significa que 26.731 badaloneses no votaron a Dolors Montserrat pero si a Albiol. ¿Y, quiénes son estas 26.731 personas? En el caso de los votantes de Esquerra es imposible hacer la comparativa porque no iban en solitario sino dentro de Guanyem, la coalición encabezada por la exalcaldesa Dolors Sabater. Pero si que podemos saber que Puigdemont sacó 15.701 votos en las europeas y Junts per Badalona 5.140. El error en el cálculo inicial fue considerar que estos 10.561 votos de diferencia habían ido todos a Albiol sin tener en cuenta que una parte, desconocemos cuál, pueden haber ido a Guanyem o a otros. Vaya, que mucha gente votó al president en el exilio para Bruselas y en Badalona por Albiol, pero también por Sabater, Àlex Pastor (PSC), Aïda Llauradó (Comuns), o para el resto de partidos. Cierto, sin embargo, que para que Albiol sacara el resultado que sacó, seguro de que muchos de sus votantes también votaron Puigdemont. Y también muchos de los que votaron Junqueras.

Interesante también ver que el PSC sacó 28.064 votos en las europeas y 19.902 en las municipales. O sea, 8.162 votos de Borrell no fueron a Pastor. Mientras, los 8.821 votos de Ciudadanos en las europeas se convirtieron en 1772 en las municipales, una diferencia de 7.049 votos que en el caso de los comunes es de 1.492 votos, 9.990 en las europeas frente 1.492 en las locales.

Ahora toca a los que entienden, tomar estas cifras y extraer una conclusión exacta. Mientras, yo me dedicaré a explicar dos posibles escenarios y dejaré estar los números. Pero antes otra previa.

Hace poco más de un año hubo una moción de censura contra la entonces alcaldesa Dolors Sabater que ha permitido gobernar a los socialistas con 4 concejales de 27, 3 suyos y un de Unió que se fue de CiU. Entonces defendí que aquello fue posible gracias a un pacto secreto propiciado por García Albiol. ¿Qué ganaba él con este movimiento que no le daba la alcaldía? Sembrar para recoger en estas elecciones. ¿ómo? 1/ echando a Sabater justo el último año de su mandato, que era cuando podría lucir obra hecha y tener presencia institucional, 2/ fortaleciendo a un PSC, entonces en horas muy bajas, gracias al efecto alcaldía y, por lo tanto, debilitando Sabater por efecto de los vasos comunicantes y 3/ "comprando" a futuro el apoyo de Pastor. Albiol sabía que era posible tener ahora una mayoría amplía que nunca sería absoluta. El pacto sería garantizar que el PSC nunca daría los votos a ninguna candidatura alternativa.

Pues bien, ahora sabremos si este pacto existe o no. Y lo sabremos analizando las dos variantes más factibles.

- No hay ningún pacto, todos los candidatos se votan a sí mismo y Albiol es alcalde por mayoría simple.

- Dolors Sabater propone a Àlex Pastor un pacto que les permite sumar 13 (contra 11 de Albiol) a cambio de tener la alcaldía dos años cada uno.

La segunda probabilidad es un win-win para Guanyem y PSC porque pasan de estar 4 años en la oposición a tener dos años de alcaldía. Si el PSC no lo acepta, querrá decir que el pacto secreto era cierto. Si lo acepta querrá decir que quizás había pacto y ahora se ha incumplido (no sufra que si sucede, Albiol lo explicará) o que, como defiende mucha gente, no había pacto y he vuelto a equivocarme, como tantas otras veces.

Lo sabremos en breve. Ay, qué nervios más nerviosos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat