Esta humilde columna, siempre fiel a su espíritu de servicio público, cree necesario ofrecer una pequeña instrucción sobre las condiciones a segfuir para leerla hoy. Básicamente para evitarle a usted graves problemas de salud. Recomiendo que si ahora mismo usted está en posición vertical de pie, se siente. ¡Rápidamente! Si usted está conduciendo, pare inmediatamente. Si usted está realizando algún trabajo de riesgo... no lo sé... como por ejemplo manipular una central nuclear sin guantes, salir hoy a la calle en pleno temporal de frío, nieve y lluvia (no, es que se ve que es invierno) u oír una canción de trap, déjelo estar IN-ME-DI-A-TA-MEN-Te porque usted se puede hacer daño. ¡Mucho! En caso de que esté con el satisfier, adelante, esta humilde columna puede esperar.

¿Y estas prevenciones, por qué? Bien, lo que usted leerá en breves instantes le puede provocar un fuerte impacto del cual quizás tarde en reponerse y cualquier precaución es poca. De aquí el aviso. ¿Por lo tanto, ha tomado ya las medidas de seguridad físicas y mentales necesarias para afrontar la cosa? ¿Sí? ¿Seguro? Bien, pues procedo.

Josep Borrell, actual efe de la diplomacia europea y antiguo desinfectador oficial del Reino, ha dicho esto en una entrevista en el semanario alemán más importante, el Der Spiegel: "La violencia contra manifestantes pacíficos es siempre inaceptable".

Seguro que ahora mismo usted está exclamando (posiblemente a gritos) aquello de "Me pinchan y no me sacan sangre", ¿verdad? Normal. ¿Lo ve cómo era necesario que usted recibiera este impacto con unas mínimas prevenciones y no de cualquier manera? Es que esta frase excretada por la boca de Josep Borrell indicaría un cambio de actitud radical hacia el 1-O y otros acontecimientos sucedidos en Catalunya últimamente. Que precisamente él, Borrell, diga eso podría afianzar la idea de que, efectivamente, este nuevo tiempo de diálogo que dicen que llega ya empieza a manifestarse. Y, consciente del papel muy beligerante que mantuvo, ahora ha decidido rebajar antiguas tensiones y transitar hacia un tono bajo, conciliador y de reconocimiento de los errores cometidos.

Pues bien, de la misma manera que le he avisado del primer impacto, vigile porque ahora viene el segundo. Y todavía es más fuerte que el anterior. ¡Si usted había decidido volver a hacer funcionar la nuclear sin guantes, había salido a la calle sin una quitanieves de bolsillo ni un helicóptero de salvamento o se ha puesto a oír trap sin descanso, ¡PÁRELO TODO! La segunda parte de la frase es como si ahora mismo llaman a la puerta de su casa, abre, y son las niñas de El Resplandor y la de El Exorcista juntas y que vienen a hacerle una oferta de Endesa.

¡Ojo que voy! ¿Ya? ¿Seguro? Después no diga que no he avisado, eh. ¿Sí? Bien, pues según Borrell "La violencia contra manifestantes pacíficos es siempre inaceptable"... pero no, no habla de Catalunya sino de las protestas antigubernamentales de estos últimos días... EN IRÁN!!!

Nada, falsa alarma. Todo en orden, señora baronesa. Nadie se ha dado ningún golpe en la cabeza, más allá de los habituales. Y seguimos donde estábamos. ¿Que susto, verdad?

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat