Hace un par de días que no paro de darle vueltas a lo que dice la señora que aparece en este vídeo que colgó a Juan Miguel Garrido (@Juanmi_News) en Twitter

La señora que dice "me da pena la chica si es que lo pasó mal pero también me dan pena ellos porque les han destrozado la vida" habla de una agresión sexual. "Ellos" son tres ex futbolistas del Arandina que el pasado jueves fueron condenados por la Audiencia Provincial de Burgos a 38 años de prisión cada uno por abusar sexualmente de una chica de 15 años, que es la que a la señora le da pena si es que lo pasó mal.

Las penas son tan elevadas porque por primera vez un tribunal ha aplicado la llamada "doctrina de la cooperación necesaria". A cada uno de los acusados lo condenan a 12 años como autor de la agresión y a 24 como cooperador de la agresión realizada por los otros dos. Y esta sería la calificación que habría sido aplicada en el caso La Manada si las acusaciones lo hubieran incluido en sus alegatos.

Pero volvamos a la señora del vídeo. Una vez más es la presunción de culpabilidad de la mujer. Y en este caso una menor. Cuando la señora dice "me da pena la chica si lo paso mal" añadiendo este condicional a la frase, está poniendo en duda que la chica lo pasara mal mientras tres hombres mayores de edad la violaban. Y esta señora está diciendo que cuando te violan tampoco hay para tanto. Y en el fondo está diciendo que seguramente es que la niña era una puta que se lo había buscado, después tuvo vergüenza y no paró hasta arruinar la vida de los pobres chicos, que lo único que hicieron fue darle a la puta esa lo que estaba deseando.

Es la presunción de culpabilidad que aplican a la víctima y no a los autores de la agresión. ¡Pobres chicos! Es el mundo al revés. Pero es que esto que piensa esta señora, también lo piensan diputados de partidos que en este momento se sientan en escaños del Congreso de los Diputados y políticos con quienes han pactado PP y Ciudadanos en dos gobiernos autonómicos. Y lo sabemos porque lo han dicho públicamente. Y también lo piensan las entre 300 y 400 personas que se reunieron el sábado por la noche en la Plaza Mayor d'Aranda de Duero para manifestarse "en apoyo a los exjugadores del Arandina" usando las etiquetas #Yosioscreo y #Estonoacabaaquí.

Lo más tristemente irónico es que estos movimientos atizados desde la extrema derecha, aprovechando un pensamiento arraigado incomprensiblemente en una parte de la sociedad, están defendiendo aquello que antes ellos mismos lo calificaban como "el libertinaje". La señora, la extrema derecha y los manifestantes de Aranda no se dan cuenta de que defendiendo "a estos pobres chicos a quien han arruinado la vida", están haciendo apología de la violación, pero también de la pederastia y del sexo en grupo. Que no está nada mal para quien se pone la medalla de defender en público los valores más conservadores, ¿verdad?

Pero lo que me tiene muy intrigado y me gustaría saber por boca de esta señora y del resto es, ¿qué pensarían si la chica hubiera sido un chico? ¿También defenderían que no es ninguna víctima y que simplemente se habría encontrado lo que había buscado? ¿O es que las putas sólo lo son las perversas niñas que van por el mundo arruinando vidas de pobres y inocentes violadores que caen en sus garras?

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat