Hoy es el Día Internacional de Conmemoración en Memoria a las Víctimas del Holocausto. Hoy es un día de récord a las víctimas y rememorar que, una barbarie como la nazi, no puede volver a repetirse. Las fórmulas con el fin de conmemorar a las víctimas son diversas y se han ido adaptando según las sociedades y las costumbres europeas. El día no puede ser más significativo: el 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas liberaron el mayor campo de exterminación nazi Auschwithz-Birkenau, en Polonia.

"Quien olvida la historia está condenado a repetirla", decía al filósofo Jorge Santayana. Eso es lo que pretende evitar las Stolpersteine, recordar la historia y que nunca sea ignorada. El concepto creado por Gunter Demnig significa, literalmente, "piedra que hace tropezar" y ya ha conseguido que haya más de 50.000 en un total de 21 países europeos.

Demnig nació el año 1947 en Berlín y es escultor y se ha vinculado a varios proyectos de homenaje a las víctimas del nazismo. El año 1992 participó en el proyecto en recuerdo del decreto de 1942 que establecía el inicio de la deportación gitana hacia los campos de exterminación.

Las Stolpersteine son cubos de cemento y a la parte superior, lleva incrustada una placa de latón donde les encuentran datos esenciales de personas conmemoradas. Tienen una dimensión de 10x10 cm y se integran en nivel del suelo.

En muchas ocasiones se escoge como escenario la calle o la casa de la persona conmemorada, aunque también en ocasiones, se hace al Ayuntamiento. El mensaje que se quiere dar también es doble: se pretende que el peatón se detenga y se incline para leer el mensaje. Esta inclinación equivale a un gesto de respeto hacia la persona recordada.


Demnig estuvo presente en el acto de homenaje a Manresa

Asumir la muerte de seis millones de judíos, va más allá de nuestra capacidad de comprensión. Si lees el nombre de una persona, calculas su edad, miras hacia su casa, y te preguntas última qué ventana vivía, entonces el horror se convierte en un rostro", explicó Demnig con el fin de explicar el concepto Stolpersteine.

Este homenaje ha tenido un gran recibimiento por toda Europa. Alemania es el país que más tiene pero ya está a multitud de países europeos como Austria, Hungría, Países Bajos, Bélgica, República Checa, Polonia, Italia, Noruega... la lista es larga.

Todo el mundo que quiera puede proponer a Demnig la creación de una Stolpersteine por un precio simbólico. Cada una de estas piedras, está hecha a mano, una por una. A partir del año 2012, se creó una web con el fin de identificar y localizar las piedras de toda Europa.

Stolpersteine en Catalunya

Manresa optó el pasado miércoles por instalar 21 junto con la visita del propio Demnig y se suma a Navàs y Palà de Torroella (Bages). Sin embargo, en el Estado español sólo hay localidades con Stolpersteine en Catalunya. Las tres ya citadas, Igualada desde ayer jueves y Castellar del Vallès también a partir de este viernes.

En Navàs se instalaron el 9 de abril del 2015 a instancias del Ayuntamiento y gracias al libro Silencios, República y represión franquista, en Navàs, se pudo documentar la vida de cinco vecinos que fueron deportados en el campo de concentración de Mauthausen. Fueron asesinados en el subcampo de Güsen.


Familiares y amigos homenajearon en Navàs a las víctimas del Holocausto

Con respecto a Palà de Torroella, la conmemoración se hizo el mismo día en la colonia textil, lugar donde era originario Josep Soler Torrens.

En el caso manresano, el trabajo de investigación de dos estudiantes de Bachillerato de la localidad, sirvió para localizar a 18 vecinos deportados en los campos de concentración nazis. El Ayuntamiento ha optado por esta fórmula conmemorativa y colocó piedras conmemorativas en cada una de las calles donde vivían los deportados.

Víctimas del nazismo

Después de la Guerra Civil Española, centenares de miles de republicanos españoles huyeron del país. Una vez las tropas alemanas ocuparon Francia, muchos de estos refugiados fueron detenidos por el régimen de Vichy o por los nazis y fueron trasladados a varios campos de concentración. Se calcula que un total de 7.000 españoles fueron arrestados y condenados a hacer trabajos forzados y más de la mitad, fueron asesinados.

Estas son las historias de Antoni Barberà, Esteve Flotats, Jaume Obradors, Ramón Sala y Josep Soler, que después de huir de España, fueron deportados en Mathaussen donde perdieron la vida.

Igualada y Castellar del Vallès instalan Stolpersteine

Coincidiendo con el Día Internacional de la Conmemoración en Memoria a las Víctimas del Holocausto, que se celebra este viernes, varias localidades catalanas dedicarán Stolpersteine, a los vecinos asesinados en los campos de concentración nazis.

El Memorial Democrático de la Generalitat y los ayuntamiento de Manresa, Igualada y Castellar del Vallès han decidido apostar por la colocación de "las piedras en el camino" en recuerdo de los catalanes deportados y homenajear, de esta manera, a las víctimas.

La primera localidad al colocarlas este 2017 ha sido Manresa que lo hizo el miércoles. Igualada lo hizo el jueves y Castellar del Vallès, este viernes.

Igualada rinde homenaje de manera permanente a los diez igualadinos deportados después de la Guerra Civil en los campos de concentración nazis. Aunque estas placas se acostumbran a colocar donde viven los deportados, Igualada ha decidido colocarlas todas juntas en el Ayuntamiento.

Castellar del Vallès también instalará cinco Stolpersteine en representación a los vecinos de la localidad que fueron deportados en los campos de concentración nazis.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat