Un grupo de mujeres judías feministas ha hecho un acto reivindicativo hoy ante el Muro de las Lamentaciones, el kótel, y se ha puesto a rezar la Torá (Antiguo Testamento) en la zona en principio reservada sólo a los hombres. La acción ha irritado a varios miles de judíos ortodoxos, que las han increpado, según ha informado la agencia France Presse.

Después de unos momentos de tensión, y dado que se han llegado a concentrar unas 10.000 personas, la policía ha decidido desalojar a las mujeres, que han recibido insultos y escupitajos de algunos ortodoxos. La policía les ha permitido acabar la oración a una cierta distancia del muro, pero sin tocarlo.

La práctica histórica es que hombres y mujeres rezan en zonas separadas ante el Muro de las Lamentaciones, y las feministas se quejan de que el rabino del muro no permite a las mujeres llevar consigo los pergaminos de la Torá, que quedan reservados a los hombres.

Desde hace 30 años, las Mujeres del Muro defienden poder llevar el talit de oración y poder leer, de forma colectiva y en voz alta, la Torá.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat