La Policía alemana ha frustrado un atentado terrorista con el cierre del centro comercial Limbecker Platz, en la ciudad de Essen, al oeste del país. Un portavoz policial ha explicado que las autoridades tenían "pruebas muy concretas" de que el atentado iba a producirse este sábado en el centro comercial, pero desconocen de qué tipo de atentado se podía tratar.

Los efectivos de la Policía de Essen, con la colaboración de organismos policiales de las regiones vecinas, han acordonado el espacio. Unas 60.000 personas acostumbran a visitar cada sábado este centro comercial. Ya se han producido dos detenciones en Oberhausen (localidad próxima a Essen), y se están interrogando los sospechosos y registrando sus domicilios. Las fuerzas de seguridad han comunicado que elevarán su presencia en un centro comercial de Oberhausen para disuadir acciones de cualquier tipo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat