El Gobierno chino ha anunciado este domingo un plan ambicioso para reducir los plásticos de un solo uso que prevé la prohibición de las bolsas de plástico a los supermercados y centros comerciales de las grandes ciudades a partir del 31 de diciembre del 2020.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma ha publicado un comunicado con las líneas principales de la iniciativa para reducir la producción y la utilización de plástico hasta el 2025 en uno de los países que producen más plástico contaminante.

La iniciativa "prohíbe y restringe la producción, venta y utilización de ciertos productos plásticos, fomenta productos alternativos, estandariza el reciclaje de los residuos de plástico y controla de manera ordenada y efectiva la contaminación por plásticos".

Además, prohíbe el uso de pajitas de plástico no degradables a finales del 2020 y la importación de residuos plásticos, aunque en este caso no establece una fecha límite.

De cara al 2022, algunos servicios de entrega de las principales ciudades no podrán utilizar empaquetado no degradable y se ampliará la medida progresivamente por todo el país hasta el 2025.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat