La semana pasada pudimos hacer un recorrido por algunos países del pacífico y un pedacito del Caribe. Por suerte o por desgracia, el coronavirus nos ha parado a todos. A pesar de todo, eso no nos impide soñar y explorar algunos países a distancia –o como mínimo, saberlos situar en el mapa–. Como se ha comentado en alguna otra ocasión, en el mundo hay 192 países por investigar. Este sábado, sin embargo, volaremos por encima de algunos países que seguramente sonarán al lector, pero que por similitud o desconocimiento es probable que no los sepa situar de manera correcta en el mapa. Y es que Asia Central es una auténtica desconocida.

Kazajistán

La República de Kazajistán es un país transcontinental y está situado exactamente en Asia Central. Tiene una superficie de 2.724.900 kilómetros cuadrados y eso lo convierte en el noveno país mayor del mundo. Según el FactBook de la CIA, los mayores recursos naturales del país son depósitos de petróleo, gas natural, carbón, magnesio, níquel, cobalto, cinc, oro y uranio.

La mayor parte del país tiene una densidad baja de la población, sobre todo en el interior. Los grupos de población aparecen en aglomeraciones urbanas, en las partes más en el norte y sur del país. La población total del país es de 18,51 millones de habitantes, según el Banco Mundial. Kazajistán fue la última de las repúblicas soviéticas en declarar la independencia. Ahora bien, en octubre de 1990, declaró su soberanía como una república dentro de la URSS. Pero no duró mucho, en el año 1991, fue abortado un intento de golpe de estado en Moscú y después cayó la misma URSS. Finalmente, el país declaró su independencia el 16 de diciembre de 1991.

Uzbekistán

La República de Uzbekistán también se sitúa en la Asia Central y hace frontera, entre otros países, con Kazajistán. Y junto con Liechtenstein es uno de los dos únicos países doblemente aislados del mar, es decir, se tienen que cruzar como mínimo dos fronteras para llegar al mar, siempre que no se consideren como mares y sí como lagos el Caspio y el casi desaparecido Aral.

La mayor parte de la población se concentra en el brazo más oriental del país y en el sur también hay un grueso importante de población. Los desiertos de la parte central y occidental son poco poblados, según la CIA. Además, el país tiene ciertas especificidades como terremotos, inundaciones, desprendimientos, avalanchas y sequías fuertes. También es un exmiembro de la URSS.

Kirguistán

Se trata de un país muy montañoso y tampoco tiene salida al mar. Kirguistán destaca por su variedad cultural aunque su terreno lleno de montañas lo ha ayudado a preservar su cultura antigua. Durante muchos años ha sido un cruce de varias civilizaciones precisamente porque por allí pasa la llamada Ruta de la Seda y otras rutas comerciales. Consiguió su soberanía después de la desintegración de la URSS el año 1991.

La gran mayoría de los habitantes viven en las zonas rurales, aunque se concentran grandes cantidades de población en el norte, en la capital Bishkek, y en Osh, en el oeste. La zona menos poblada está en el este, y en el sureste, en las montañas de Tien Shan, según la CIA.

Turkmenistán

Toca al Caspio, pero es considerado también un estado sin salida al mar. El desierto de Karakum ocupa una gran parte del país –de hecho, el 80%– que tiene tres cursos fluviales importantes. La capital y también la ciudad más poblada es Asjabat. Y también obtuvo su independencia de la URSS en octubre de 1991, cuando se disolvió la Unión Soviética.

Como recursos naturales importantes, el país es rico en petróleo, gas natural y sal.

Tayikistán

La población del país se concentra en las cotas más bajas. Según la CIA, el 90% de la población vive en valles y la densidad global aumenta de este a oeste. Oficialmente Tayikistán es una república democrática, sin embargo, el octubre pasado cuando se celebraron elecciones, las ganó por quinta vez consecutiva Emomali Rahmon con el 91% de los votos.

También se concentran terremotos y el país sufre fuertes inundaciones.

Azerbaiyán

Si damos un salto al otro lado del Caspio, encontramos Azerbaiyán, país donde acabaremos la ruta de esta semana. El año 1920 pasó a formar parte de la Unión Soviética hasta su disolución el año 1991.

La mayoría de la población vive en Bakú, la capital, y en los alrededores. Aparte de las zonas más urbanizadas, el resto del país tiene una densidad distribuida de manera bastante uniforme.

Y hasta aquí la recopilación de este sábado. El fin de semana que viene, más.

 

 

Imagen principal: una bola del mundo orientada a los países de la Asia Central y del Golfo / Unsplash

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat