"Defenderemos la libertad que usted enseñaba tan bien y sostendremos el laicismo, no renunciaremos a las caricaturas". Estas palabras las pronunció el presidente francés, Emmanuel Macron, el pasado 21 de octubre en un acto para homenajear al profesor Samuel Paty, que fue decapitado el 16 de octubre justo en medio de la calle para mostrar en clase unas caricaturas de Mahoma.

En su discurso, Macron defendió la laicidad y republicanismo de Francia. Ahora bien, su parlamento ha levantado una ola de indignación en el mundo musulmán y en varios países se ha pedido hacer un boicot a los productos franceses a la vez que se han registrado protestas en la calle. ¿Pero cuáles son los principales promotores de esta campaña?

manifestación antimacron Turquía / EFELos manifestantes de Turquía tildan en Macron de racista y terrorista a la vez que le ponen un bigote que recuerda el del líder nazi Adolph Hitler / EFE

Turquía

El gobierno de Ankara lidera el boicot contra Francia. Pocas horas después del discurso de Macron, el presidente turco, Recep Tayip Erdogan, compareció públicamente donde aseguró que su homólogo galo se tenía que hacer "un control mental" por su "obsesión contra el islam". El domingo pasado el mandatario francés llamó a consultas a su embajador en Turquía y el día siguiente de estos hechos, Erdogan pidió a los musulmanes que hicieran un boicot en los productos franceses. Además, en varias localidades turcas, miles de musulmanes protagonizaron una manifestación contra Macron en las cuales quemaron imágenes del mandatario, así como banderas de Francia.

Un pulso entre los dos gobiernos que va in crescendo y que, todavía, se calentó el jueves cerca que la revista satírica Charlie Hebdo publicó una caricatura sarcástica de Erdogan. En esta se podía ver el mandatario turco sentado en un sofá con camiseta y calzoncillos a la vez que llevaba a la mano una cerveza y levantaba el vestido de una mujer con velo para dejar al descubierto sus intimidades. La reacción del turco no se hizo esperar y anunció aquel mismo día que emprendería acciones legales y diplomáticas contra la publicación.

Qatar

Otro de los que se ha sumado al boicot contra el país galo es Qatar. En concreto, todos los supermercados han retirado los productos que proceden del Estado europeo. Además, la universidad de Qatar anunció este viernes a Twitter que suspendía sine die la semana de la cultura francesa por "la ofensa deliberada del Islam y sus símbolos", que perpetran ls galos.

Kuwait

De la misma manera que Qatar, los supermercados de Kuwait también han dejado de distribuir productos galos. Además, en torno a 400 agencias de viajes han retirado Francia de su catálogo de destinos turísticos, por lo cual no ofrecen a sus clientes ninguna modalidad de viaje al país europeo.

Israel y Palestina

En varias ciudades tanto de Israel como de Palestina miles de árabes salieron a la calle este viernes. En la plaza de las Mezquitas en Jerusalén, el tercer lugar santo para los musulmanes, los congregados gritaron consignas como "Macron es el enemigo de Dios" o "Mahoma tu nación no cederá".

Pero no solo se produjeron manifestaciones en este lugar de la ciudad, sino que también hubo otra en el barrio de Kafr Aqab y el próximo campo de refugiados en Qalandiya. Asimismo, miles de personas también salieron a los territorios palestinos en ciudades como Hebrón (Cisjordania) y Khan Yunis (Gaza). Los protestantes se mostraron muy indignados, por lo cual quemaron imágenes del mandatario francés.

Pakistán

En el caso de Pakistán también se registraron este viernes manifestaciones en las principales ciudades del país, que fueron instigadas desde el gobierno. El primer ministro pakistaní, Imran Khan, criticó a Macron por "atacar el Islam".

Al detalle, en la capital del país, Islamabad, unas 2.000 personas se congregaron y se dirigieron a la embajada francesa con la intención de atacar a su residente. "Expulsen al perro francés" o "decapiten al blasfemo" son algunos de los gritos que se pudieron escuchar entre la multitud, que lanzó piedras contra la policía. Finalmente, los agentes los dispersaron con gas lacrimógeno. Más multitudinarias fueron las manifestaciones de Karachi, en la cual asistieron 10.000 personas, o la de Lahore donde acudieron 3.000.

Bangladés

En la capital de Bangladés, Daca, unas 40.000 personas protestaron este viernes en contra de Macron y de Francia. Centenares de policías tuvieron que levantar barricadas con alambradas en torno a la embajada francesa para evitar que los manifestantes accedieran.

Irán

Ali Shamkhani, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, en su cuenta de Twitter ha tildado el comportamiento de Macron "de irracional" con uno evidente "anti-islamismo" que demuestra "su grosería en la política". En un mensaje publicado este lunes en francés, Shamkhani ha añadido: "Le aconsejo que estudie más historia y que no se alegre del apoyo de una América en declive y del sionismo".

Marruecos

Aunque Marruecos tiene unas excelentes relaciones con Francia, el ministerio de Exteriores emitió el pasado domingo un comunicado en el cual condenaba la publicación de las caricaturas, que considera que son "ultrajantes". Además, manifiesta que con la excusa de la libertad de expresión no se puede justificar "la provocación insultante y ofensa injuriosa de la religión musulmana que cuenta con más de 2.000 millones de fieles por todo el mundo".

Arabia Saudí

Una línea parecida se ha marcado desde Riad que ha condenado la publicación de las caricaturas de Mahoma, sin embargo, se ha abstenido de promocionar un boicot contra los productos franceses.

En este sentido, el ministerio de relaciones exteriores de Arabia Saudí ha detallado esta semana en un comunicado que "la libertad de expresión y la cultura tienen que ser faros del respeto, la tolerancia y la paz que rechaza las prácticas y actos que generan odio, violencia y extremismo, y que son contrarios a la coexistencia".

Otros países donde también se han registrado manifestaciones contra Macron y el país galo son la India, Afganistán, el Líbano, Siria o Libia.

Macron pide que se finalice el boicot

Entre los productos que se han boicoteado se encuentran el agua Evian, la marca de coches Peugeot, los supermercados Carrefour, así como la mantequilla Presidente o los quesos Kiri y Babybel. Por eso, Macron ha pedido que se pare esta ola de indignación y que no se censuren los productos franceses. En este contexto, este sábado, ha publicado un puesto en su twitter en árabe.

"Al contrario del que he escuchado y visto en las redes sociales los últimos días, nuestro país no tiene ningún problema con ninguna religión. Todas estas religiones se practican libremente a su tierra. No hay estigmatización: Francia está comprometida con la paz y con la convivencia", ha asegurado Macron al tuit.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat