¿El Brexit separa familias? Al premier británico, como mínimo, quizás lo aleja de su progenitor. Stanley Johnson, el padre del primer ministro británico y una de los principales caras del Brexit, Boris Johnson, ha iniciado el procedimiento para obtener la nacionalidad francesa y asegura a la prensa de este país sentirse europeo: "No es cuestión de hacerme francés. Si lo entiendo bien, ya lo soy. Mi madre nació en Francia, su madre era francesa y su abuelo también. Para mí es una cuestión de reclamar lo que ya soy y por eso estoy contento".

En declaraciones con un perfecto francés en la emisora francesa RTL, Stanley tira de sus antepasados para romper con las consecuencias del Brexit, votado de forma democrática. El padre de Johnson es escritor y un antiguo eurodiputado conservador que remarca que siempre será europeo: No podemos decir a los ingleses: no sois europeos. Europa siempre será más que el mercado común y la Unión Europea", defendió Stanley Johnson el día antes de la formalización de la salida del Reino Unido del bloc europeo, pero reclamó que "tener un vínculo con la Unión Europea es importante".

A las antípodas se encuentra el hijo. El euroescéptico primer ministro, que ha hecho de su lema 'Get Brexit done' su bandera, ha tenido diferencias dentro de su propia familia sobre la separación con Bruselas. Su padre, de 80 años, votó en contra del Brexit y sus hermanos, la periodista Rachel Johnson y el también político Jo Johnson, han manifestado también su deseo de que el Reino Unido siga formando parte de la Unión Europea.

Brexit terminado

El Reino Unido abandona oficialmente la órbita de la UE, después de un enlace de 48 años a menudo tienes con el proyecto europeo. La Cámara de los Comunes del parlamento británico aprobó el miércoles el acuerdo comercial y de cooperación entre el Reino Unido y la Unión Europea pactado a raíz del Brexit por 521 votos a favor y 73 en contra.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado antes del debate que con el pacto de relaciones entre Londres y Bruselas, los británicos abren "un nuevo capítulo" en su historia y recuperan el "control" sobre sus leyes y el "destino nacional". Los laboristas han votado a favor del pacto para evitar la alternativa, un Brexit duro. "Un acuerdo flojo es mejor que un no acuerdo", ha dicho al líder laborista, Keir Starmer. Los independentistas escoceses han votado en contra, asegurando que lucharán por volver a la UE a través de la independencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat