La Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de Angela Merkel, se ha impuesto al Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz. Lo ha hecho en el primer pulso del año electoral alemán, en el estado federado de Sarre y seis meses antes de los comicios generales donde los dos lucharán por la cancillería.

La CDU, fuerza dominante en este Estado desde hace 18 años, ha obtenido un 40% de los votos. Eso lo confirma como primera fuerza regional y supone un incremento del 5% respecto de los resultados regionales de 2012.

Por su parte, Martin Schulz ha admitido su decepción después de los resultados de este domingo. Todo eso pasa una semana después de su elección como líder del SPD con el 100% de los votos de su partido. Todos los pronósticos auguraban un resultado igualado entre ambas formaciones. Sin embargo, Schulz ha declarado que estaba satisfecho con la gran participación en la votación.

A los comicios de este domingo les seguirán los del 7 de mayo en Schleswig-Holstein, un Estado fronterizo con Dinamarca, donde gobierna un tripartito formado por el SPD, Los Verdes y el partido de la minoría danesa SSW. Una semana después se celebrarán regionales en el Estado de Renania del Norte, donde la primera ministra, la socialdemócrata Hannelore Kraft, gobierna con Los Verdes.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat