El presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, ha dialogado hoy a pie de calle con la mujer del terrorista corso Yvan Colonna, que asesinó en el año 1998 al prefecto de la isla, Claude Érignac, y está condenado a cadena perpetua.

Macron acababa de visitar el Museo de Bellas Artes de Ajaccio cuando ha ido a saludar a algunas personas que lo esperaban. Entre ellas ha aparecido una mujer, que le ha dicho quién era: Stéphanie Colonna. Y esta ha sido la conversación recogida por la televisión francesa.

- Soy la mujer de Yvan Colonna. Mi hijo no ha visto a su padre desde hace un año y medio. Por favor, señor presidente, haga alguna cosa. Por favor, no es un animal, es un ser humano.

- Que su hijo pueda ver a su padre, que las personas detenidas en nuestro país puedan ver a la familia, eso forma parte de las cosas que garantizaremos.

- Lo espero, cuento con usted

- Míreme a los ojos. No le miento.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat