El ex primer ministro francés y derrotado en las primarias de la derecha Alain Juppé ha confirmado hoy que "no será candidato a la presidencia" del país, ya que no se ve con capacidad de unir a su familia política, y deja a François Fillon como único candidato republicano.

En una declaración en Burdeos, ciudad de la que es alcalde, Juppé ha reconocido que "es demasiado tarde" para él, y que no encarna la "renovación" que demandan los franceses.

Reunión a tres

El expresidente francés Nicolas Sarkozy ha propuesto minutos antes de que se conociera la noticia una reunión a tres con Fillon y Juppé para "hallar una salida digna y creíble a una situación que ya no puede continuar". En un comunicado, el también expresidente del partido conservador Los Republicanos expresa que "frente a la gravedad de la situación (...) cada uno debe hacer todo para preservar la unidad".

Sarkozy considera la situación insostenible y juzga que "crea una profunda consternación en los franceses". Se trata de la primera vez que el expresidente se manifiesta públicamente acerca de la situación de Fillon, que ayer reiteró su intención de mantener su candidatura pese a su probable imputación el próximo 15 de marzo por el caso de los empleos falsos que supuestamente concedió a su esposa y dos de sus hijos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat