El Brexit ha provocado un auténtico terremoto político en el Reino Unido (RU). Aparte de las discusiones internas entre los partidos británicos, la tensión con Escocia aumenta cada día que pasa. La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ya pidió una reunión con los principales líderes europeos para negociar la relación entre Escocia y la Unión Europea (UE), después de que los escoceses decidieran quedarse en la UE en contra la voluntad mayoritaria de Inglaterra. Además, también amenazó con un segundo referéndum de independencia y con vetar con el poder constitucional de su parlamento la salida del RU de la UE.

Hoy ha llegado la respuesta oficial de Bruselas. La Comisión Europea tiene "la puerta muy abierta" para recibir a la primera ministra de Escocia y líder del partido independentista SNP, Nicola Sturgeon. Así lo ha asegurado este lunes el portavoz de la CE, Margaritis Schinas, que se ha mostrado confiado  en que "en algún momento en el futuro se hará una reunión con representantes de Escocia". 

"Juncker tiene una puerta muy abierta, tiene una agenda muy llena, se encuentra con mucha gente, y espero que en algún momento en el futuro se hará una reunión con representantes de Escocia", ha indicado Schinas. Fuentes de la UE confirmaron el domingo que ya han tenido lugar los primeros contactos entre el Gobierno escocés y la Comisión Europea para tratar la situación de Escocia a raíz del Brexit.

El segundo referéndum, en la Cámara de los Comunes

Esta tensión creciente entre los escoceses y los británicos se ha hecho evidente este lunes en el Parlamento británico, en la primera sesión post Brexit. Esta tarde uno de los diputados escoceses en la Cámara de los Comunes, Angus Robertson, ha asegurado que Escocia votó claramente para mantenerse dentro de la Unión Europea porque realmente les importa estar dentro del mercado único y tener los derechos de los ciudadanos europeos. "No tenemos ninguna intención de ver a Escocia fuera de Europa", ha asegurado el diputado, a lo que ha añadido que, si se requiere un referéndum sobre la independencia, "que así sea".

El primer ministro, David Cameron, le ha contestado que hay que conseguir el mejor acuerdo para el Reino Unido una vez fuera de la Unión Europea y que este tiene que incluir el mejor acuerdo para Escocia. El premier ha asegurado que Escocia está en dos mercados únicos, el del Reino Unido y el de Escocia" y que idealmente tendría que permanecer en los dos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat