El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha respondido este miércoles a las demandas de los diputados británicos advirtiéndoles que la votación de ayer en Westminster "no cambia las cosas". "El acuerdo de retirada del Brexit no se renegociará", ha remachado Juncker después de que la Cámara de los Comunes aprobara en una serie de enmiendas que May vuelva a Bruselas a renegociar el acuerdo.

Para el luxemburgués, la votación en Londres ha aumentado el riesgo de una retirada "caótica" pero también se ha mostrado "convencido" que se podrá alcanzar un acuerdo con el Reino Unido. "Soy optimista por naturaleza", ha expresado durante una intervención en el Parlamento Europeo antes del inicio de un debate sobre el Brexit.

El presidente de la CE ha afirmado que seguirá "escuchando" a la primera ministra británica, Theresa May, pero al mismo tiempo ha cargado contra los diputados británicos. "Sabemos que la Cámara de los Comunes está en contra de muchas cosas pero todavía no sabemos exactamente a favor de qué está", ha criticado cuestionando que los diputados británicos pidan que se sustituya el plan de contingencia por Irlanda del Norte, el llamado 'backstop', por medidas alternativas.

parlamento europeo acn

ACN

Juncker ha afirmado que tiene la "impresión" que desde Londres se espera que los 26 estados miembros -sin contar el Reino Unido e Irlanda- abandone en el último momento el 'backstop'. "Eso no será así, la frontera de Irlanda es la frontera de la UE y por eso es una de nuestras prioridades", ha defendido. Ante la situación actual, el jefe del ejecutivo comunitario ha señalado que es "más importante que nunca" que la UE "mantenga la calma y siga unida y determinada".

El 'backstop', un punto irrenunciable

A su vez, el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ha dejado claro que el 'backstop' forma parte del acuerdo de retirada y que Bruselas no lo reabrirá. En una línea similar a Juncker, Barnier ha criticado que el parlamento británico no haya definido cuáles serían las medidas "alternativas" para sustituir el plan de contingencia y ha defendido que este es "una solución realista" y el resultado de una negociación con Londres.

"Al mismo tiempo la Cámara de los Comunes rechaza el escenario de un Brexit sin acuerdo sin referirse a los medios para evitar este escenario", ha añadido Barnier, sobre otra de las enmiendas avaladas a Westminster. "Esta es la situación en la que nos encontramos hoy", ha lamentado.

Con todo, el francés ha apuntado que los europeos seguirán dispuestos a ser "más ambiciosos" y ha reiterado otra vez la posibilidad de "reformular la intensidad" de la relación futura entre el Reino Unido y la UE, en especial con respecto a la economía, indicando la posibilidad de remodelar la declaración política sobre la relación futura.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat