Unas 12.000 personas han sido evacuadas al sur de Francia, en el departamento de Var, después de que ayer tarde quemaran sólo en aquella zona más de 800 hectáreas. El fuego empezó hacia la medianoche en Londe-Les-Maures y se ha extendido hacia Cap Bernat. Unos 600 bomberos participan en la extinción del fuego y uno de ellos ha resultado herido.

"Las evacuaciones, al menos 12.000, han sido necesarias por la progresión de las llamas y el humo en un área en la cual uno se dobla o se triplica la población en verano", ha explicado un portavoz de los Bomberos en Bormes-les-Mimoses.

Este fuego se suma las oleadas de incendios en el sureste de Francia y a la isla de Córcega, donde ya han quemado más de 4.000 hectáreas y los ha obligado a pedir a las autoridades dos aviones en los países europeos para cooperar en las tareas de extinción.

Los sindicatos de bomberos han denunciado la escasez de medios aéreos por luchar contra el fuego, una cosa a que Collomb replicó con el anuncio de la compra de seis nuevos aviones para el año que viene.

Las autoridades creen que la mayoría de los fuegos declarados en las últimas horas han sido provocados.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat