Con expresiones de dolor y llamamientos a la reconciliación, Bosnia-Herzegovina rindió hoy homenaje a las víctimas del genocidio de Srebrenica en una ceremonia que contó con la participación telemática de altos representantes de numerosos países. Un cuarto de siglo después de la matanza de más de 8.000 varones bosniomusulmanes a manos del ejército serbobosnio, "aún está abierta la herida en la conciencia europea", ha dicho la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, en un mensaje enviado por vídeo al acto.

Cada 11 de julio miles de personas de dentro y fuera del país acuden a esta ceremonia en el Centro conmemorativo de Potocari, pero este año, debido a la pandemia de COVID-19 y la prohibición de reuniones multitudinarias, muchos participaron de forma telemática.En el cementerio memorial de Potocari reposan 6.652 víctimas, cuyos restos fueron encontrados en diferentes fosas comunes.

Otras nueve víctimas -todos varones- del genocidio, el mayor crimen cometido contra civiles en Europa desde la II Guerra Mundial, recibieron sepultura este sábado, y aún quedan por hallar los restos de cerca de un millar de asesinados.


Llamamiento a la reconciliación


La necesidad de alcanzar la reconciliación sin olvidar a las víctimas ni dejar de velar por la justicia para construir un futuro de paz y garantizar que crímenes como los de Srebrenica no se vuelvan a repetir en Europa fueron la tónica en los mensajes enviados desde diversos países a la ceremonia, televisada en directo. "La reconciliación es el germen y la clave del proyecto europeo, de sus principios y también de sus valores fundamentales, de una Unión Europea de la que ese país (Bosnia-Herzegovina) espera legítimamente a ser parte y cuya aspiración mi país apoya fervientemente", declaró el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su participación por vídeo.

"Redoblemos nuestros esfuerzos para que la reconciliación en Bosnia-Herzegovina se convierta en una realidad sobre la que aceptar y reforzar el gran proyecto común de su país, la integración en la Unión Europea para que las aspiraciones de sus ciudadanos se vean cumplidas, para que podamos hablar de ciudadanos y personas sin fronteras", añadió el mandatario español.

Por su lado, tas pedir reconciliación en Srebrenica y en Bosnia-Herzegovina, e instar a los líderes bosnios a dirigir el país "reconociendo los sufrimientos y con el respeto mutuo", la jefa de la CE, Von der Leyen, resaltó la perspectiva de que las naciones balcánicas se integren en la UE. "El pasado no puede volver ni cambiar, pero es nuestro deber actuar para que nunca más se repita el genocidio. Este día nos recuerda cuán importante es apoyar a aquellos que quieren superar las diferencias y ayudar a aquellos que necesitan la recuperación", resaltó.

Para el presidente francés, Emmanuel Macron, Srebrenica ha pasado a la historia como "un símbolo doloroso del fracaso de la comunidad internacional para ofrecer la protección a civiles cuando más necesitaban la ayuda". "La mancha imborrable en el recuerdo común nos presiona a buscar la verdad y la justicia que son indispensables para la convivencia pacífica de diferentes comunidades", declaró Macron.

El genocidio


Los asesinatos se produjeron tras la conquista de Srebrenica, el 11 de julio de 1995, por parte de las tropas serbobosnias bajo el mando del general Ratko Mladic, condenado a cadena perpetua por el TPIY.La guerra enfrentó de 1992 a 1995 en Bosnia-Herzegovina a musulmanes, serbios y croatas, y el enclave oriental de Srebrenica era entonces zona protegida de la ONU.

Hasta ahora, 47 personas, juzgadas por el TPIY y tribunales nacionales, han sido condenadas a un total de 700 años de cárcel por responsabilidad en el genocidio y otros crímenes de guerra. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat