El ejército nigeriano ha conseguido eliminar los últimos reductos de Boko Haram en el bosque de Sambisa, el principal lugar donde organizaban su insurgencia. Con la caída de Sambisa, la filial del Daesh para África occidental ha perdido un enclave estratégico desde el que preparaba sus acciones, que afectan tanto al territorio nigeriano, como al Chad, Camerún y la República Centroafricana. Se trata de un duro golpe para la guerrilla, que coincide con la pérdida de territorio del Daesh en Iraq, Siria y Libia.

Mensaje del presidente

El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, comunicó este sábado, en un mensaje por Facebook, que la operación Lafiya Dole, del ejército federal, había sido un éxito: el campo cero de los terroristas islamistas, situado justo en medio del bosque de Sambisa, había caído en manos de las fuerzas leales al Gobierno, y los miembros de Boko Haram habían renunciado a cualquier resistencia y se daban a la fuga. Buhari ha pedido a la población que colabore con el ejército y las fuerzas de seguridad para seguir persiguiéndolos y llevándoles ante la justicia. No se ha conseguido todavía liberar a todas a las chicas de Chibok, que fueron secuestradas en abril del 2014 por Boko Haram, pero el presidente nigeriano ha asegurado que sus fuerzas seguirían intentando liberarlas. Buhari ha terminado el mensaje felicitando al ejército nigeriano por la operación. A pesar de todo, Buhari ya ha anunciado que se tendrán que tomar medidas políticas porque el nordeste del país ha quedado devastado por la guerra, con un alto número de huérfanos y desplazados, y con múltiples violaciones de los derechos humanos, como el tráfico de niños o los matrimonios forzados.

 

Fotografía de portada: Soldados nigerianos en una demostración de la lucha contra Boko Haram. Foto: VOA / Nicolas Pinault.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat