Los Estados Unidos han impuesto este lunes sanciones específicas contra el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, y ocho altos cargos de la Guardia Revolucionaria, y congelará "miles de millones de dólares" adicionales de activos iraníes como parte de un nuevo paquete de restricciones emitidas después del derribo de un avión no tripulado norteamericano la semana pasada cuando volaba cerca de la costa de Irán.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que estas sanciones son una "respuesta contundente y proporcionada en las acciones cada vez más provocadoras de los iraníes". "Seguiremos aumentando la presión sobre Teherán hasta que el régimen abandone sus peligrosas aspiraciones y actividades", ha añadido.

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, ha precisado durante el anuncio que las sanciones han sido adoptadas una vez más sin consultar con los aliados internacionales de Washington, los cuales todavía mantienen contactos diplomáticos con Irán como firmantes del acuerdo nuclear de 2015 de lo que el presidente norteamericano, Donald Trump, se desvinculó unilateralmente el año pasado.

Las sanciones tendrán como objetivo "negar a la cúpula de poder iraní el acceso a recursos financieros", según el comunicado emitido este lunes por el Departamento del Tesoro, en que avisa que "cualquier institución financiera extranjera que facilite, sabiéndolo, cualquier transacción" al líder iraní o a sus asesores "será expulsada del sistema financiero norteamericano".

Mnuchin ha avisado en una comparecencia que también impondrá a finales de esta semana sanciones contra el ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, el cual durante los últimos días ha presentado pruebas de que el dron norteamericano fue derrocado en territorio iraní y, por lo tanto, su país estaba plenamente justificado para realizar esta acción.

Entre los comandantes de la Guardia Revolucionaria sancionados en la orden ejecutiva de este lunes destaca Alí Reza Tangsiri como "máximo responsable de una estructura diseñada por sabotear barcos en aguas internacionales" del estrecho de Ormuz, donde este mes hubo otro incidente entre los Estados Unidos e Irán, acusado por Washington de atacar dos petroleros.

También ha sido sancionado el considerado responsable directo del derribo del avión, el comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, Amirali Hayizadeh, supervisor además del "provocador programa de misiles de largo alcance de Irán", según el comunicado, que menciona específicamente también al comandante de Infanteria Mohamed Pakpur, considerado uno de los máximos asesores del Ejército sirio.

Al lado de Tangsiri, Hayzadeh y Pakpur han sido sancionados también cinco comandantes de los cinco primeros sectores de la Marina de la Guàrdia Revolucionària iraní.

En su primera respuesta a estas sanciones, las agencias semioficiales de noticias Fars y Tasnim han emitido un comunicado en que se limitan a indicar que "a los Estados Unidos las ha impuesto amparándose en excusas inventadas".

Frente Unido contra Irán

Mientras se daban a conocer estas sanciones, el grupo de países Quad que forman los Estados Unidos, el Reino Unido, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos han lanzado un comunicado en que expresan "su preocupación por la escalada de las tensiones en la región y los peligros que representa la actividad desestabilizadora de Irán para la paz y la seguridad" en la región.

"Hacemos un llamamiento a Irán para que detenga cualquier otra acción que ponga en peligro la estabilidad regional, e instamos las soluciones diplomáticas para reducir las tensiones", según la nota, que también critica Irán para dar apoyo a la insurrección huthi en la guerra del Yemen.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat