El ministro holandés de Atención Médica, Bruno Bruins, que se desmayó el miércoles por la fatiga en pleno debate parlamentario sobre las medidas para frenar los contagios por el coronavirus, ha presentado este jueves su dimisión, aunque no se han hecho públicos los motivos. 

En un comunicado, el Servicio de Información del Gobierno de los Países Bajos ha explicado que el rey Guillermo Alejandro ha aceptado la renuncia presentada por el ministro y ha subrayado su "gratitud por los numerosos e importantes servicios prestados por él" desde su nombramiento a mediados de 2017.

La escueta nota sobre la renuncia no ofrece ninguna explicación sobre los motivos que han llevado al ministro a dimitir en plena crisis sanitaria por la epidemia del coronavirus, pero, la noche de este miércoles, Bruins se desvaneció en pleno debate parlamentario "por la fatiga de estos días", según explicó él mismo más tarde.

"Gracias por todo el apoyo que me están dando. Sufrí el desmayo por el agotamiento de estas semanas intensas. Ya estoy mejor. Ahora me voy a casa a descansar esta noche para poder volver a trabajar mañana y pelear lo mejor posible contra el coronavirus", escribió en un mensaje de Twitter.

Su labor estaba siendo cuestionada por el ultraderechista Geert Wilders sobre la crisis del coronavirus cuando de repente empezó a encontrarse mal, se tambaleó en el estrado y cayó al suelo, lo que obligó a suspender la sesión parlamentaria, a la que no volvió tras un parón de 45 minutos.

El Gobierno holandés está recibiendo muchas criticas estos días por parte de la oposición, que le pide aislar de inmediato a la población en sus casas y bloquear el país durante las semanas necesarias hasta controlar la pandemia de coronavirus.  

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat