En Urrugne, el País Vasco francés, esta noche se han producido los primeros disturbios coincidiendo con las protestas que se están sucediendo contra la cumbre del G7 que se celebra este fin de semana en Biarritz: 17 personas detenidas y cuatro policías heridos leves en una manifestación que no había sido solicitada. También otro grupo de personas ocuparon la autopista A63 que conduce en la frontera española.

En estos momentos, las protestas continúan en la frontera de Francia con España coincidiendo con la llegada de los jefes de estado. El objetivo de los manifestantes es atacar "el sistema neoliberal y de dominación que está destruyendo el mundo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat