No han ganado las elecciones, pero han mejorado resultados y han crecido en expectativas, después de la debacle de los comicios del año 2015. Hablamos del partido británico de los laboristas, que en las elecciones de este jueves consiguió 29 diputados más y llegó a los 261 escaños. A pesar de quedar a 57 diputados de distancia de los conservadores, el porcentaje de voto entre los dos grandes partidos es sólo de un 2.4%.

Motivos pues de celebración para el líder del partido, Jeremy Corbyn, más teniendo en cuenta que el pasado mes de abril, cuando se convocaron las elecciones, las encuestas le daban una distancia porcentual de 20 puntos. Así pues, este gran resultado de los laboristas, es el que ha hecho que Corbyn haya celebrado enérgicamente los resultados. Una celebración que ha tenido un punto incómodo y desafortunado, cuando ha protagonizado la anécdota de la jornada electoral.

Se trata del momento en que ha celebrado la gran mayoría de su partido en su circunscripción, Islington Nord, junto con la diputada que ha ganado en el sur, Emily Thornberr. Un error de coordinación, pero, ha hecho que Corbyn se haya quedado solo intentando chocarle la mano, quedando muy cerca de los pechos de su compañera.

El incómodo momento ha hecho reír a varios usuarios de Twitter, que ya han aprovechado el vídeo para hacer GIFs, memes y todo tipo de bromas.

Corbyn pide la dimisión de May
elecciones reino unido Corbyn pide la dimisión de May El Nacional