Escándalo en la Copa Federación de Tenis. Ayer se enfrentaban en Hawai la norteamericana Alison Riske y la alemana Andrea Petkovic. Los momentos previos al partido transcurrían con aparente normalidad hasta que todo se torció cuando llegó la hora de reproducir el himno alemán. ¿Qué pasó?

El hombre encargado de cantar el himno aparece en medio de la pista y empieza a entonar las primeras estrofas. Las representantes de la selección alemana se miran con estupor. Pasa algo extraño. En las graderías, los aficionados germanos no dan crédito a lo que está sucediendo. El resto de público no entiende nada. El hombre, a cappella, canta: "Deutschland, Deutschland über alles, über alles in der Welt" ("Alemania, Alemania sobre todo, sobre todo en el mundo"). ¿Dónde está el problema? Pues que este no es el himno actual, sino el del Tercer Reich nazi:

La tenista alemana ha asegurado que no podía creer lo que estaba pasando y que estuvo a punto de marcharse de la pista. "Es la peor experiencia que he vivido, horrible e impactante, una vergüenza que demuestra mucha ignorancia", denuncia.

La Asociación de Tenis de los Estados Unidos se apresuró a excusarse. "La USTA se disculpa ante el equipo alemán de la Fed Cup y todos sus seguidores por la reproducción de un himno nacional antiguo", expone el comunicado, el cual añade que en ningún momento la asociación quería faltar el respeto a nadie.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat