Dos petroleros, uno de ellos un barco cisterna al servicio de un armador japonés, han sido atacados este jueves cerca del estrecho de Ormuz (Golfo de Omán), según han informado fuentes oficiales japonesas en Tokio. El ataque coincide con el viaje oficial a Teherán del primer ministro japonés, Shinzo Abe, que en las últimas horas se ha reunido con las máximas autoridades iraníes.

A consecuencia del ataque, ambos barcos han sufrido daños considerables y las tripulaciones han tenido que ser evacuadas, según ha confirmado la V Flota de los Estados Unidos después de informar que está prestando "asistencia" a los petroleros. "Hemos sido informados de un ataque contra petroleros al golfo de Omán. Las Fuerzas Navales norteamericanas en la región han recibido dos llamamientos de socorro por separado", ha asegurado en un comunicado el comandante Josh Frey, portavoz de la V Flota de la Armada, que es la responsable de velar por los intereses norteamericanos en aguas de la región.

Posteriormente, fuentes oficiales japonesas han reconocido la nacionalidad nipona de uno de los barcos, el otro es propietario de un armador noruego. El ministro de economía, Comercio e Industria japonés, Hiroshige Seko, ha informado de que las autoridades niponas están reuniendo información sobre el tema, pero no ha precisado quién puede estar detrás de este ataque y el tipo de carga que trasladaban los dos barcos nipones.

Por su parte, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha calificado de "sospechoso" el ataque. "Los ataques denunciados contra los petroleros relacionados con Japón pasaron mientras el primer ministro (japonés) Shinzo Abe se reunía con el ayatolá Ali Jameneí para mantener conversaciones extensas y amistosas", ha escrito en su cuenta oficial de Twitter.

Acusaciones a Irán

Posteriormente, el secretario del Departamento de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo, ha acusado oficialmente a Irán de estar detrás de los "ataques". "La valoración del Gobierno de los Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy en el Golfo de Omán", ha acusado Pompeo en una breve comparecencia ante los medios de comunicación.

Este incidente ha llegado después de que el mes pasado cuatro petroleros, dos de ellos saudíes, sufrieran operaciones de sabotaje. Este hecho ya provocó un repunte de tensión en el golfo Pérsico después de que Arabia Saudí y los Estados Unidos acusaran a Irán de estar detrás de este "sabotaje", acusación que Teherán niega. Además, los EE.UU. han decidido aumentar su despliegue militar en el Oriente Medio después de este aumento de la tensión con Irán a causa de las sanciones económicas de Washington y la designación de los Guardianes de la Revolución iraníes como grupo terrorista.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat