El 17 de diciembre de 1987 murió Marguerite Yourcenar, que era el seudónimo de la novelista francesa Marguerite Cleenewerck de Crayencour. Aunque nació en Bélgica en 1903, en una familia flamenca, adoptó la nacionalidad francesa.

Yourcenar, que en 1947 adoptó este nombre de forma legal, fue la primera mujer miembro de la Academia Francesa en 1980.

El 1929 Marguerite Yourcenar publicó su primera novela, Alexis. Poco tiempo después su traductora, Grace Fick, le sugirió ir a Nueva York, donde dio clases de literatura comparada. La escritora y la traductora se convirtieron en amantes, y establecieron una relación que acabaría con la muerte de Fick, en 1979, de un cáncer de mama.

Memorias de Adrià

En 1951, publicó Memorias de Adriano, que había escrito con pausas durante una década. La novela fue un éxito inmediato entre los lectores y la crítica literaria, y se convirtió en un clásico moderno de la novela histórica. Yourcenar recrea en el texto la vida y muerte de uno de los mayores gobernantes del Imperio Romano, Adriano, que de forma ficticia escribe una larga carta a Marco Aurelio, su sucesor e hijo adoptivo. El emperador habla de su pasado y describe tanto los hitos como las desdichas.

Yourcenar fue traductora también de otros escritores, como Virginia Woolf, Henry James, Konstandinos Kavafis y Yukio Mishima.

Al principio de la Segunda Guerra Mundial, la escritora se trasladó al estado de Maine. Vivió gran parte de su vida en el pueblo de Northeast Harbor, en la isla de Mount Desert, donde murió.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat