Tal día como hoy del año 1940, hace 80 años, el Consejo de Ministros del segundo gobierno del régimen franquista aprobaba una ley para recuperar el proyecto ferroviario que tenía que unir Lleida con Sent Gironç y con Tolosa de Languedoc, a través del valle del río Noguera Pallaresa y saltando los Pirineos por el puerto de Salau (Pallars Sobirà). Aquel tramo tenía que formar parte de una línea internacional de 850 kilómetros de longitud —proyectada en 1926 (Plan Guadalhorce)— que, aprovechando líneas territoriales en servicio, tenía que unir Baeza (Andalucía) con Sent Gironç (Occitania-Francia) a través de Albacete, Utiel, Teruel, Alcañiz, Lleida, Balaguer, Tremp y Sort.

El año 1940, cuando se decide recuperar el proyecto, sólo funcionaban algunos tramos inconexos: en Catalunya el tramo Lleida-Balaguer (de 28 kilómetros), construido antes del Plan Guadalhorce e inaugurado en 1924, que con las líneas Balaguer-Mollerussa y Lleida-Cervera-Manresa dibujaba un triángulo sobre el territorio que era el principal polo de creación de riqueza en las comarcas occidentales del país. No obstante, el régimen franquista tardaría casi doce años en hacer llegar las vías hasta la Pobla de Segur. En 1950 (diez años después), se inauguraba el tramo Balaguer-Tremp (56 kilómetros), y a finales de 1951, el tramo Tremp-la Pobla de Segur (13 kilómetros).

Aunque el gobierno de Madrid y la prensa de la época (La Vanguardia Española, El Correo Catalán, La Mañana de Lérida, Diario de Lérida) habían anunciado la recuperación de aquel proyecto con bombo y platillo, y lo habían presentado a la sociedad como una gran operación publicitaria del régimen franquista; pasados casi doce años la vía férrea quedaría para siempre parada en la Pobla de Segur; y el proyecto de llegar en tren hasta Sent Gironç (y unir Lleida y Tolosa) quedaría soterrado en un cajón del Ministerio. Mientras tanto, el régimen franquista invertiría grandes cantidades en la red de ferrocarriles de Madrid. Desde 1950, la veguería Alt Pirineu-Aran ha perdido un 25% de su población.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat