Tal día como hoy del año 1508, hace 512 años, moría en las mazmorras del castillo de Xàtiva (País Valencià) Hug Roger III, último conde del Pallars Sobirà. Hug Roger había sido capitán general de los ejércitos de la Generalitat en la guerra que enfrentó la máxima institución de gobierno de Catalunya con el estamento de la corona, representada por el conde-rey Juan II (el tercer Trastámara que se sentaba en el trono de Barcelona).

En la conclusión de aquel conflicto, que se saldó con una ajustada victoria de la alianza formada por la corona y el campesinado de remensa, Juan II dictó las Capitulaciones de Pedralbes (1472), con el propósito de indultar a los líderes militares del partido de la Generalitat. No obstante, Hug Roger III fue excluido de aquella lista.

Hug Roger III se exilió en Francia con el propósito de obtener ayuda militar, pero Juan II había ordenado la conquista del condado de Pallars Sobirà. Hug Roger III, con el apoyo de las tropas francesas, no pudo hacer nada más que algunas incursiones, que no lo conducirían a ninguna situación.

Finalmente, Fernando el Católico, hijo y heredero de Juan II, ordenó al duque de Cardona (pariente de Hug Roger III) liquidar el problema pallarés: conquista definitiva del territorio, detención de Hug Roger III y desposesión de todos sus cargos, bienes y honores. En 1491, en el marco de aquella operación, fue detenido y encarcelado en la mazmorra de Xàtiva. Moriría pasados 17 años, probablemente envenenado.

Se da la circunstancia que Hug Roger III murió en la misma mazmorra donde había muerto pocos años antes Jaime de Urgell, el último conde de Urgell.

 

Imagen principal: Representación coetánea de Juan II / Fuente: MHC

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat