Tal día como hoy del año 1940, hace 80 años, en el contexto de la durísima posguerra que siguió al conflicto civil español (1936-1939), llegaba a Barcelona Pilar Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, líder de la Sección Femenina de la Falange. Aquella visita se producía, también, en el contexto de la durísima lucha entre la dirigente carlista María Rosa Urraca Pastor, denominada Miss Cavernícola por sus propios correligionarios, y la dirigente falangista Pilar Primo de Rivera, en la pugna para imponer el papel y representar la figura de la mujer en el régimen nacional-católico.

También aquella visita pretendía contrarrestar los posibles efectos que habría causado la estancia de Urraca en Catalunya unas semanas antes (del 11 al 14 de agosto de 1940). En aquella ocasión, Urraca —invitada por las autoridades franquistas de Catalunya— había pronunciado varias conferencias en la Universidad de Barcelona. No obstante, el ministro franquista y reconocido filonazi Ramón Serrano Súñer ya se había pronunciado a favor de Primo de Rivera; que, con el transcurso del tiempo, acabaría eclipsando a Urraca y provocando su desaparición de la esfera política.

Según la prensa de la época (La Vanguardia Española, edición del 17/09/1940), Primo de Rivera dedicó los mismos días que Urraca a visitar Catalunya, pero se movió por Barcelona, Lleida y Reus, controlando el correcto funcionamiento de las delegaciones locales de la Sección Femenina implantadas por el régimen franquista en estas ciudades. Primo de Rivera predicaba que "la familia y los niños constituían el único objetivo a conseguir en la vida para las mujeres" y que "las mujeres nunca descubren nada; les falta el talento creador reservado por Dios para inteligencias varoniles".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat