Tal día como hoy del año 1936, hace 84 años, en Aravaca (Madrid), en el transcurso de los primeros meses de la Guerra Civil española (1936-1939), un pelotón de milicianos republicanos fusilaba al periodista y escritor Ramiro de Maeztu y Whitney, estrechamente vinculado con los movimientos políticos ultraconservadores y reaccionarios. Maeztu se consideraba a sí mismo el creador del concepto hispanidad (postulado, anteriormente, por Unamuno) que abogaba por la recuperación del Imperio español y la restauración del integrismo católico como ideología de estado.

Maeztu había nacido en Vitoria en 1875 en una familia de negociantes que, posteriormente, se arruinaría a causa de la independencia de Cuba (1898). Este hecho marcaría su ideología y durante el primer tercio del siglo XX colaboró con varios medios de prensa ultraconservadores, en la difusión del ideario ultraderechista. En el momento de su detención (30/07/1936) era director de la revista Acción Española que, según el periodista falangista catalán Felipe Bertrán Güell, tenía la misión de "recoger y divulgar textos de grandes pensadores sobre la legitimidad de una sublevación".

Según el historiador Josep Benet, durante los años veinte y treinta del siglo XX, Maeztu, a través de varios medios de prensa e, incluso, de las Cortes de la República (en su calidad de diputado del partido ultraderechista Renovación Española) postuló y divulgó la necesidad de acabar con el "problema catalán" por la vía de la violencia. Maeztu consideraba las reivindicaciones nacionales catalanas como el verdadero enemigo del proyecto imperial español, y proponía abrir una guerra contra Catalunya con el objetivo de liquidar para siempre el catalanismo político y cultural.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat