Tal día como hoy del año 1712, hace 306 años, moría en Barcelona el abogado, publicista, historiador y economista Narcís Feliu de la Penya i Farell, el alma intelectual de la burguesía catalana de finales de la centuria de 1600 y principios de la de 1700. Feliu de la Penya, nacido en Barcelona el año 1646 en plena revolución y guerra de los Segadores (1640-1652), y que durante su juventud y madurez vivió el proceso de recuperación y expansión mercantil catalana posterior al conflicto; se convertiría en el principal teorizador y destacado impulsor de la idea política y económica que tenía el objetivo de convertir Catalunya en la Holanda del Mediterráneo.

El plan económico de Feliu de la Penya estaba fundamentado sobre cuatro puntos: el desplazamiento del modelo productivo gremial hacia a nuevas formas precapitalistas similares a las que triunfaban en los Países Bajos y en Inglaterra; la apertura de nuevos mercados en las colonias hispánicas e inglesas del continente americano que complementaran los ya existentes en los Países Bajos y en Inglaterra; la conversión del puerto de Barcelona en un espacio libre de tráfico y de impuestos como lo eran Amsterdam o Londres; y, la más destacada, la creación de una Compañía Comercial, para impulsar el comercio internacional de Catalunya, participada por la Generalitat y por el corpus mercantil de Catalunya.

Muere Feliu de la Peña Catalunya, la Holanda del Mediterráneo. Plano del ataque francés a Barcelona (1698). Fuente Bibliothèque Nationale de France

Plano del ataque francés a Barcelona (1698) / Fuente: Bibliothèque Nationale de France

Su decidida apuesta por la modernización del modelo productivo catalán lo enfrentó con el aparato de estado del primer Borbón hispánico. El año 1704 fue encarcelado por el virrey Velasco acusado de desprestigiar las políticas económicas del nuevo eje borbónico París-Madrid, que subordinaba la economía catalana a los intereses de la corte de Versalles. Liberado de la prisión, después de que las instituciones catalanas expulsaran el aparato político y militar borbónico de Catalunya (1706); pondría en marcha su gran proyecto: la Compañía de la Santa Cruz, inspirada en la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, que no se consolidaría a causa de la guerra y la derrota de 1714.

Su pensamiento quedaría reflejado y documentado en dos obras cimeras de la ciencia económica y de la disciplina académica histórica catalanas: el Fénix de Cataluña (1683) —escrita en castellano— era un tratado de teoría política, económica y social, que escribió conjuntamente con Martí Piles, donde postulaba la necesidad imperiosa de renovar las estructuras económicas del Principat —el paso del sistema gremial tradicional hacia un sistema precapitalista; y los Anales de Cataluña —también escrita en castellano— que sería una gran compilación de hechos históricos catalanes y el argumento de las reivindicaciones soberanistas catalanas en la época en que se construía el estado-nación moderno.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat