Tal día como hoy del año 1914, hace 104 años, se inauguraba la Escola del Bosc, la primera institución escolar de Barcelona de titularidad municipal. La Escola del Bosc sería, también, la pionera en la implantación de un modelo innovador que revolucionaría el sistema escolar: las "escuelas al aire libre" se convertirían en el paradigma de un modelo fundamentado en la coeducación (la superación de la dicotomía cultural hombre-mujer) y el aprendizaje significativo (la interacción docente-alumno, la educación basada en la armonía ser humano-naturaleza y la adaptación de la enseñanza a las capacidades de cada alumno); que estimulaban el desarrollo de las aptitudes personales y conseguían que los niños se sintieran valorados.

La Escola del Bosc, situada en la finca Laribal (en la montaña de Montjuïc), era la gran apuesta del Ayuntamiento de Barcelona y de la Mancomunitat de Catalunya para modernizar y universalizar la enseñanza. El año 1914 la tasa de analfabetismo se situaba en torno al 60% del total de la población. El acceso a la enseñanza y a la cultura, para transportar el país hacia la modernidad, sería el nervio de las políticas del catalanismo. La Escola del Bosc pasaría a formar parte de un sistema educativo público, laico, de calidad y en catalán —creado por la Mancomunitat de Catalunya (1914-1923)— que abarcaba desde la enseñanza primaria hasta los estudios técnicos y universitarios, pasando por las escuelas de capacitación profesional.

Se inaugura la Escuela del Bosque, la primera escuela el aire libre. La clase de las niñas. Fuente Ayuntamiento de Barcelona

La clase de las niñas / Fuente: Ayuntamiento de Barcelona

La positiva experiencia de la Escola del Bosc impulsó la creación de otros centros, como la Escola del Mar (1922) en la playa de la Barceloneta que, posteriormente, se trasladaría al barrio del Guinardó. Cuando el régimen dictatorial de Primo de Rivera (1923-1930) desbarató la Mancomunitat, y asumió el control de la red escolar de Barcelona y de Catalunya, intentó destruir el modelo. Sería en buena parte por la implicación de los docentes, y sobre todo de los más destacados pedagogos de la época —Rosa Sensat, Pere Vergès, Prudenci Bertrana, Josep Puig o Artur Martorell— que el modelo resistiría el túnel de la dictadura y aguantaría bien hasta la época republicana (1931). Finalmente, después de la Guerra Civil (1939) el régimen dictatorial franquista arrasaría las escuelas al aire libre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat