Tal día como hoy del año 1936, hace 81 años, Juan de Borbón —padre del rey emérito Juan Carlos I de España y abuelo del rey Felipe VI de España—, conde de Barcelona en su calidad de miembro de la casa real, cruzaba la frontera hispanofrancesa en dirección norte a través de los Pirineos navarros, y renunciaba a su propósito y al de su padre, el rey exiliado Alfonso XIII, de incorporarse al ejército que se había sublevado contra el gobierno de la República. Juan de Borbón, nombrado heredero al trono español un año antes, había abandonado España hacía más de cinco años, coincidiendo con el triunfo electoral de las fuerzas políticas republicanas (1931).

Según la mayoría de las fuentes documentales, el día 1 de agosto de 1936 cruzó la frontera francoespañola por Navarra, con un pasaporte falso expedido a nombre de Juan López, con el fin de establecer contacto con la Junta de Gobierno Nacional, máximo organismo político y militar del bando sublevado, radicada en Burgos. Las mismas fuentes mencionan que fue interceptado en Aranda de Duero (Castilla), a pocos kilómetros de su destino, por el general rebelde Dávila. En el Parador Nacional de Aranda, le hicieron saber que el general Mola, una de las principales figuras del bando franquista, había ordenado prescindir de Juan de Borbón, así como su retorno a Francia.

Las fuentes documentales mencionan que durante los días 3 y 4 de agosto de 1936 llevó a cabo varias gestiones en Pamplona al objeto de vencer las negativas de la Junta de Gobierno Nacional. Juan de Borbón pretendía incorporarse al ejército sublevado para conducir la revuelta hacia un régimen político monárquico. Nunca se ha aclarado si quería imponer una monarquía dictatorial, como la de los últimos años de su padre, o una parlamentaria, como la de su hijo. Pero los testimonios gráficos delatan que, en su aventura, se vistió con el mono azul falangista y la boina roja carlista. Convencido de que sus gestiones no fructificarían, abandonó su propósito y se marchó.

 

Imagen principal: Juan de Borbón con el mono falangista y la boina carlista / Fuente: Wikimedia Commons

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat