El consejo de ministros extraordinario de este viernes, entre otras cuestiones, ha aprobado un nuevo Plano Renove para modernizar el parque automovilístico español, que es bastante antiguo. Esta iniciativa se anunció ya hace unas semanas pero hasta hoy no se había aprobado, y ha sido recibida con un gran entusiasmo por parte del sector del motor, que consideran que "era necesario".

Cabe decir que la situación del sector del automóvil pasa por momentos difíciles ya desde antes de la pandemia, si bien hace meses que el número de matriculaciones ha bajado exponencialmente, y entre el estado de alarma y el anuncio por el cierre de las plantas catalanas de Nissan, el sector está en horas bajas.

Es por este motivo que desde la Patronal Catalana de la Distribución de Automoción (Fecavem) y el Gremio del Motor celebran la aprobación del Plan Renove 2020. En un comunicado, aseguran que este programa llega "con retraso" y han recordado que "la renovación del parque es clave" porque ayudará a reactivar la producción del sector y sanear una parte de los vehículos actuales.

Los representantes de los concesionarios y de las empresas de automoción creen que "hará falta estar alerta" de los detalles y requisitos que se concreten al BOE para saber como pedir las ayudas, que oscilan entre los 300 y los 4.000 euros.

A nivel estatal también lo ha celebrado la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), aseverando que "este plan es absolutamente necesario para abordar y superar la difícil situación en qué se encontrar el sector por la crisis del coronavirus" según ha dicho José López-Tafall, director general de Anfac.

Los fabricantes creen que los incentivos para la automoción españoles "están alineados" con los de países competidores como Francia. "Las ventas están hundidas pero el tráfico de clientes está volviendo a los concesionarios. Estas ayudas servirán para consolidar operaciones y remontar en parte la caída que estábamos registrando en las matriculaciones", aseveran desde de Anfac.

El Plan Renove 2020

El Plan aprobado se trata de un programa dotado con 250 millones de euros para estimular la demanda, activar la producción en el Estado y promover la sustitución de vehículos antiguos. Las ayudas se concederán de forma directa y pueden ser de entre 300 y 4.000 euros, según el tipo de vehículo y el beneficiario. Se contará con 500 euros adicionales en caso de desguace de un coche de más de 20 años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat