Las tensiones dentro de la patronal catalana Foment del Treball son cada día más fuertes. El actual presidente, Joaquim Gay de Montellà, tiene los días contados en la silla, ya que acaba su segundo mandato a finales de año y no se puede volver a presentar. Hoy por hoy, aunque no ha habido una presentación "formal" de candidatura, quien tiene más números de tomar posesión del cargo es el exdiputado de CiU Josep Sánchez-Llibre, que cada vez recibe más apoyos por parte de las organizaciones de Foment, y todo apunta que no tendrá competencia.

No es ningún secreto que Sánchez-Llibre no es santo de la devoción de Montellà. De hecho, el aún presidente de Foment ha sondeado ya cuatro nombres diferentes para que se presenten para sucederle; el último fue el empresario Pedro Fontana. De hecho, varias organizaciones y federaciones dentro de Foment, como la Federación Catalana del Sector Químico (FedeQuim), el sector de la construcción o la Federación de Organizaciones empresariales de Girona (FOEG), entre muchas otras, aseguran a El Nacional que darán su apoyo a la candidatura de Sánchez-Llibre, quién se postulará formalmente para el cargo la primera semana de octubre.

Varias organizaciones dentro de Foment aseguran a El Nacional que darán su apoyo a la candidatura de Sánchez-Llibre

Con todo, las cartas todavía están sobre la mesa. De entrada, mañana lunes se celebrará una reunión con las organizaciones de Foment, en que fuentes del sector dicen que esperan sacar el agua clara sobre el proceso electoral. De todos modos, Gay de Montellà parece que se resiste a poner una fecha para las elecciones de la patronal catalana, cosa que enerva a las juntas directivas, que temen que Montellà pretenda convocar las elecciones después de las de la CEOE. Fuentes de Foment aseguran que eso supondría un problema porque sería "ir en contra del proceso electoral normal", ya que lo habitual es que "las patronales territoriales" conformen sus cúpulas y después se escojan las sillas en la CEOE.

Más de 10 juntas dando apoyo a Sánchez-Llibre

Josep Sánchez-Llibre se perfila como el candidato preferido. El exdiputado de CiU y vicepresidente de Conservas Dani, miembro de la CEOE y adjunto de su presidente, Joan Rosell, ha sido el sucesor más probable después de que se descartaran los rumores de Joan Castells como posible candidato. Con todo, no acaba de hacer el peso a Gay de Montellà, que hasta ahora ha ido aplazando el debate de su sucesión. Pero ya no hay marcha atrás.

En vistas de las inminentes elecciones de la CEOE, que serán entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre, la patronal catalana juega a contracorriente. Gay de Montellà es quien tiene la clave para convocar las elecciones, y hacerlo un día u otro sólo depende de él. Ante el panorama y el estatismo de Montellà, varias organizaciones y asociaciones de empresarios de dentro de Foment han empezado a hacer público su apoyo a una "posible" candidatura de Sánchez-Llibre.

Josep Sanchez Llibre ACN Josep Sánchez-Llibre / Foto: ACN

Joaquim Llansó, presidente de la Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Catalunya, asegura en declaraciones en El Nacional que "si Sánchez-Llibre se presenta le daremos apoyo, y pienso que la mayoría del sector de la construcción también lo hará". No es el único. Joan Castells, presidente de Fiatc, asegura que "está la reunión de Foment el lunes y esperamos que nos digan alguna cosa, y yo personalmente doy todo el apoyo a Sánchez-Llibre".

Varias Juntas Directivas también secundan la opción Sánchez-Llibre, como la Federación Empresarial Catalana del Sector Químico, FedeQuim, presidida por Joan Roget y una de las organizaciones más importantes de Foment. FedeQuim reunió a su comité ejecutivo el pasado 28 de agosto para acordar "dar todo su apoyo a la candidatura encabezada por Josep Sánchez-Llibre al considerar que reúne las cualidades idóneas para ser el próximo presidente" de la patronal.

Es también el caso del Gremio de Áridos de Catalunya, presidido por Alfons Porro, "quien en su calidad de entidad miembro de Foment del Treball, ha acordado dar todo su apoyo a la candidatura encabezada por Josep Sánchez Llibre a la presidencia de Foment del Treball Nacional". Según el Gremio de Áridos, "reúne las cualidades necesarias para ser el revulsivo de que hace falta en estos momentos con el fin de modernizar, renovar y generar ilusión a la entidad, a fin y efecto que Foment recupere centralidad en la defensa de los intereses empresariales, su liderazgo social y nos permita construir el Foment del mañana".

Otro ejemplo es el Instituto Agrícola de Sant Isidre, en que su presidente, Baldiri Ros, ha asegurado a El Nacional que desde la organización "vemos con buenos ojos la candidatura de Sánchez-Llibre y esperamos que haya la máxima normalidad en el proceso".

Y no sólo estos. Fuentes del sector aseguran que la Unión Patronal Metalúrgica (UPM), la Industria Textil, la Construcción y los sectores afines, la Federación de Organizaciones empresariales de Girona (FOEG), los mayoristas del pescado de Barcelona, los sectores del Vallès Oriental, l'Hospitalet y el Baix Llobregat, el Consejo de Gremios y el Turismo, entre otros, también darían apoyo a una candidatura del exdiputado de CiU.

Montellà: el enfrentamiento entre la CEOE y Foment

"Montellà tendría que convocar elecciones antes que la CEOE", aseguraba Joaquim Llansó en declaraciones a El Nacional. Y es que las prisas para renovar la cúpula de Foment también vienen dadas por las inminentes elecciones de la organización empresarial española, actualmente presidida por Joan Rosell y de la cual Gay de Montellà es vicepresidente.

Montellà se resiste a convocar elecciones a Foment antes que la CEOE para mantener influencia a la patronal española cuando se repartan los cargos"

Pero la guerra entre Foment y la CEOE está servida. Fuentes del sector aseguran que Gay de Montellà ha dejado entrever sus intenciones de presentar una candidatura para presidir la CEOE, cosa que no ha gustado a todo el mundo. Si finalmente fuera así, Montellà se enfrentaría a Antonio Garamendi, vicepresidente de la CEOE y presidente de Cepyme -la gran patronal de las pymes españolas-, quien de momento tiene la gran mayoría de apoyos para tomar el relevo de Rosell. Además, Garamendi cuenta con el apoyo público del actual presidente Rosell y gran parte del empresariado español.

De todos modos, no se sabe a ciencia cierta si Gay de Montellà realmente tiene intenciones de disputarse el sitio con Garamendi o si simplemente "marea la perdiz", cómo dicen fuentes del sector. "Lo que claro está", aseguran fuentes de Foment, "es que Montellà se resiste a convocar elecciones a Foment antes que la CEOE para mantener influencia a la patronal española e ir como presidente cuando se repartan los cargos de esta", cosa que critican.

Gay Montellà Sergi Alcàzar

Queremos que haya la máxima normalidad en el proceso electoral de Foment"

"Queremos que haya la máxima normalidad en el proceso electoral y esperamos que el lunes en el comité se hable", asegura Baldiri Ros. El proceso habitual es que las patronales territoriales hagan sus elecciones, y se vaya a las elecciones de la CEOE con las cúpulas renovadas. "No tendría ningún sentido que votara en la CEOE con un presidente de Foment saliente", y además, "se trata de no condicionar la elección de Foment en función de los resultados a la CEOE", explica Ros. Es decir, en el remoto caso de que la CEOE haga elecciones antes que la patronal catalana, la nueva cúpula de la CEOE se verá obligada a incorporar representantes catalanes con el mandato caducado.

Ante esta coyuntura, los principales gremios y asociaciones de Foment también han empezado a pedir públicamente que se celebre la asamblea a la patronal catalana antes que en la estatal. "Nosotros entendemos que si la CEOE tiene que hacer elecciones, las territoriales las tienen que celebrar antes para presentarse con las nuevas juntas a la asamblea de la patronal estatal", asegura el presidente de las Industrias Cárnicas, Josep Collado, en declaraciones a El Nacional. Por su parte, Llansó también pone énfasis al hecho de que "hay que hacerlo así para que el presidente de Foment tenga opciones de participar en las elecciones de la CEOE", porque que lo haga un presidente que se marcha "no tiene sentido".

Como estos, son muchas las organizaciones que se han alzado a favor de unas "elecciones inmediatas" para poner fin a un posible desenlace "fuera del normal", que podría acabar en conflicto dentro de las organizaciones empresariales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat