El Mobile World Congress ya ha acabado, pero el 5G se queda. El Puerto de Barcelona quiere aprovechar la tecnología y convertirse en smartport, de manera que invertirá 10 millones de euros en el despliegue de una nueva red de telecomunicaciones con el fin de prepararse para el 5G. Esta actuación permitirá desarrollar una potente oferta de servicios de soporte a la logística y reforzará el rol de la instalación como puerto inteligente. La nueva infraestructura de telecomunicaciones, de gran capacidad y fiabilidad, también estará preparada para la Internet of Things (IoT) y para el creciente grado de automatización de las herramientas de gestión.

Además, ofrecerá una cobertura total de la red en el territorio, con conexión en la fibra desde cualquier punto a menos de 500 metros. Asimismo, permitirá la movilidad y la ubicuidad de servicios, ya que incluirá la banda ancha móvil en varios ámbitos del recinto portuario, como los viales, edificios y zonas abiertas. La consultora tecnológica NAE se ha adjudicado la dirección de la oficina técnica que se encargará de desplegar el plan en varias fases, durante los próximos 4 años. De esta manera, se estima que en el 2023 la nueva infraestructura de telecomunicaciones estará totalmente implantada.

En los últimos años el Puerto de Barcelona ha posicionado como un smart port de referencia mediante varias iniciativas para gestionar los procesos logísticos y portuarios de manera más eficiente y abierta. "Tecnologías como el IoT, el big fecha, la automatización y la inteligencia artificial, sumadas a nuevos valores como la transparencia y la colaboración están transformando nuestro entorno. La nueva red de telecomunicaciones nos hará estar mejor preparados para aprovechar estas soluciones tecnológicas y tendencias", ha manifestado la presidenta del Puerto, Mercè Conesa. "Asimismo, la tecnología tiene que contribuir a hacer frente a los retos que tenemos a la Comunidad Portuaria, como el incremento de la eficiencia, el impulso de la sostenibilidad y la aportación de valor, tanto económico como social", ha añadido.

Esta red adelantada facilitará que los trabajadores del Puerto puedan trabajar, haciendo uso de un dispositivo móvil, desde cualquier punto del recinto portuario, con acceso a todo tipo de servicios y aplicaciones de gestión. El despliegue de conexión inalámbrica y los servicios de geolocalización posibilitarán el acceso a información de banda ancha y 'contextual', asociada a una localización en tiempo real, hecho que permitirá la agilización de servicios y de la operativa portuaria. Las nuevas prestaciones en materia de telecomunicaciones también permitirán desarrollar acciones vinculadas a la gestión de la calidad del aire y del agua, como el control ambiental en tiempo real, la gestión de la energía y de edificios inteligentes y la sensorización y monitorización de espacios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat