El Gobierno ha presentado este martes el anteproyecto de ley de las startups que tiene como objetivo consolidar en España como un "hub" de atracción de empresas de este tipo en Europa además de atraer inversión y talento en el país.

Según ha asegurado la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño, esta ley contempla medidas como la reducción del impuesto de sociedades al 15%, exenciones fiscales para las "stock options" -entregar acciones a los empleados como retribución- e incentivos para los nómadas digitales.

Con esta presentación, el Ejecutivo español el que hace es abrir el procedimiento de información pública en el cual podrán aportarse observaciones con las cuales enriquecer y conformar el texto definitivo que será tramitado y aprobado. Como startups, el Gobierno considera todas aquellas empresas emergentes, en aquellas con base tecnológica o pymes innovadoras, con sede social en España, con más de la mitad de empleados en el país, con una antigüedad de hasta 5 años, prorrogables en siete en el caso de unos ciertos sectores, no ser cotizada, no repartir dividendos y facturar menos de 5 millones de euros.

La ministra Calviño también ha explicado durante la rueda de prensa que el anteproyecto de ley contempla un paquete de medidas que atienden las especificidades de las startups, mediante beneficios fiscales, instrumentos de apoyo a la inversión, y también a la atracción de talento. Para eso, se quiere reducir el impuesto de sociedades a los residentes del 25 en el 15% durante 4 años máximo, aplazar las deudas tributarias, además de exenciones tributarias para las opciones sobre acciones de la empresa, de manera que se aumente la cuantía máxima anual de 12.000 euros a 45.000.

Además, también se creará, según está previsto, un régimen tributario favorable para los "nómadas digitales", es decir, para aquellas personas en teletrabajo que están desplazadas en territorio español, con el objetivo que se relajen los requisitos para someterse al impuesto sobre la renta de no residentes. En este contexto, se prevé la creación de un visado específico para este tipo de trabajadores.

Se eleva la deducción por inversión

Además, para fomentar la inversión en startups, se eleva la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva creación de 60.000 a 100.000 euros anuales; mientras que el tipo de deducción pasa del 30 al 40%. En cuanto a los no residentes, se les eliminará la obligación de efectuar pagos fraccionados del impuesto de sociedades en el impuesto sobre la renta de no residentes, y se les eliminará la obligación del número de identificación extranjero y les bastará el NIF.

Por último, también se prevé facilitar la creación de espacios controlados de pruebas, además de la colaboración entre este tipo de empresas emergentes y grandes y pequeñas empresas, como centros universitarios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat