Ante la convocatoria de huelga indefinida del comité de huelga de la empresa de seguridad del Aeropuerto de Barcelona, Trablisa, a partir del 9 de agosto, la empresa ha presentado un conflicto colectivo a la Generalitat de Catalunya y una demanda en los juzgados del Social de Barcelona, alegando "la ruptura de la buena fe negocial", ya que se considera una vaga "novatoria expresamente prohibida por el ordenamiento jurídico en el cual se detallan todos los defectos formales que vicia de nulidad la presente convocatoria". Así lo expresa la empresa en un comunicado, asegurando que considera "desproporcionada" la convocatoria de huelga, "teniendo en cuenta la voluntad negociadora y de cumplimiento de los compromisos de Trablisa".

En este sentido, pide al comité de empresa que desconvoque la huelga con la mayor brevedad posible, "reanudando la vía negociadora y evitando así incertidumbre y perjuicios" a las personas que tienen previsto pasar por el Aeropuerto de Barcelona en este periodo, a los propios trabajadores de Trablisa, a la economía y a la imagen de Barcelona como destinación turística, explican en el comunicado.

Trablisa considera que "desde el primer día mostró una actitud negociadora y próxima con el comité de empresa", motivo por el cual "consideramos que son inaceptables las demandas del comité de huelga y que vienen a romper un marco negociador con la amenaza de huelga y los consecuentes perjuicios en terceros presionar la empresa para que acepte unas condiciones que no tienen nada que ver con las que Trablisa resultó adjudicataria del servicio".

Con respecto a la exigencia de aumentar 1€ por hora trabajada, Trablisa recuerda que la convocatoria de huelga para el 12 de julio de 2019 -que finalmente se acordó desconvocar-, ya incluía este punto bajo la denominación de "Plus de productividad" y fue por lo que la convocatoria fue declarada ilegal. Con respecto a las demandas de 10 minutos de descanso cada hora y dos fines de semana libres en el mes, "recordamos que son exigencias que sobrepasan lo que marca el Convenio Colectivo y más teniendo en cuenta que desde que entró Trablisa a prestar servicios se ha incrementado un 44% la plantilla enfrente de un aumento del 5,64% en el número de pasajeros". Sin embargo, Trablisa asegura que "ha ofrecido a la representación de los trabajadores todos los mecanismos a su alcance con el fin de evaluar las cargas de trabajo y tomar aquellas medidas organizativas que se determinen de los análisis de riesgos y estudios psicosociales".

Con respecto a los fines de semana, el Convenio Colectivo establece un fin de semana mensual. Para abordar este tema, "con la voluntad de crear las mejores condiciones posibles, se creó una comisión mixta con el comité y la empresa de seguimiento de cuadrantes en que se analiza el reparto equitativo de fines de semana y festivos, al margen de los colectivos con jornadas especiales que ya puedan disfrutar de un número mayor de fines de semana," explica en el comunicado. Al mismo tiempo, Trablisa asegura que seguirá trabajando "hasta el último momento para evitar que se produzca una huelga que causaría perjuicios a los usuarios del Aeropuerto de Barcelona y a los propios trabajadores de la empresa".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat