El Gobierno holandés ha presentado un Fondo de Crecimiento Económico este lunes para revivir la economía después del fuerte golpe por el coronavirus. Durante los próximos cinco años invertirá alrededor de 20.000 millones de euros en diferentes proyectos en áreas como la educación, infraestructuras, investigación e innovación.

España, en cambio, tan solo ha llegado a un principio de acuerdo para crear una Agencia para la Recuperación Económica —después de que se reunieran la pasada semana Pedro Sánchez y Pablo Casado—. El plan concreto se encuentra todavía lejos de salir a la luz.

Un plan con su propio presupuesto y propuestas

Holanda ha tenido, desde el inicio de la pandemia, 75.584 casos de coronavirus y 6.243, lejos de los datos españoles —que ya han sobrepasado los 500.000 contagios y los 29.000 decesos—. Holanda ha abrazado abiertamente la polémica teoría de la inmunidad grupal o de rebaño, rechazando los confinamientos europeos más estrictos y optando por un confinamiento "inteligente" y "selectivo". De esta manera, se ha enfocado desde un inicio en amortiguar los costes sociales, económicos y psicológicos del aislamiento social.

Además, el país holandés ahora ha creado un plan con su propio presupuesto y propuestas que se seleccionarán en base a las recomendaciones y evaluaciones hechas por un comité independiente, asesorado por expertos de diferentes áreas.

El objetivo del fondo es hacer que la "economía holandesa sea más resistente" a las crisis financieras, como la que provoca estos meses la pandemia de coronavirus, según subrayó el ministro de Finanzas de los Países Bajos Wopke Hoekstra en una conferencia de prensa.

Ayudas a las empresas

Las empresas podrán presentar un proyecto determinado, haciendo llegar la información al ministerio del que dependería la idea. El propio ministerio podrá presentar oficialmente una solicitud de evaluación al comité, que contará, entre otros, con el exministro de Finanzas Jeroen Dijsselbloem.

El Gobierno holandés aprovecha los bajos intereses que se le aplican en la actualidad a sus bonos para apostar por estas inversiones. Aunque la pandemia retrasó su presentación, "queda en evidencia lo importante que son este tipo de ideas", según añadieron los ministros. "Subrayan también la importancia de crear reservas en los buenos tiempos, de manera que se puedan hacer inversiones cuando corren malos tiempos, en lugar de hacer recortes presupuestarios", explicó el ministro Hoekstra.

Aunque el Gobierno holandés había logrado reducir al 49% la deuda pública el año pasado, debido a los nuevos endeudamientos para hacer frente a las prestaciones por desempleo y para apoyar a las empresas que tuvieron que cerrar durante la pandemia, se espera que esta deuda se eleve al 60% del producto interior bruto (PIB) este año.

 

Imagen principal: Imagen de archivo del Parlamento de Holanda. Foto: Markus Bernet

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat