El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, reclama al Gobierno que "esté a la altura de las circunstancias" y ponga sobre la mesa una inyección de ayudas directas y subvenciones para las empresas de unos 50.000 millones de euros, en línea con lo que han hecho otros estados europeos.

En una entrevista con la ACN, Sánchez Llibre insta al Estado a olvidar "el estigma del déficit público" y asumir que habrá que destinar "el máximo de recursos" para salvar empresas y lugares de trabajo. "La economía española está al límite del coma", afirma al presidente de la patronal catalana. Sánchez Llibre propone alargar los ERTE hasta el 2021, como Alemania, planos de rescate por los sectores más golpeados por la pandemia y la condonación de impuestos.

EuropaPress 2589534 El presidente de Foment del Treball Josep Sánchez Llibre interviene en la Asamblea General

Europa press

Sánchez Llibre habla de una situación de una gravedad "excepcional" pero asegura que la solución pasa por generar "complicidad" entre el sector empresarial y las administraciones públicas, que cree que "se tienen que dejar de complejos" y olvidar el miedo a gastar. "Tenemos que hacer el máximo de esfuerzos por generar recursos, aunque el déficit quede desbocado: ya se ha desbocado, y se desbocará. Ni la Generalitat, ni las Comunidades Autónomas ni el Estado lo podrán controlar, como no lo controlan en la Unión Europea", afirma el presidente de la patronal, que pide también "generosidad" del Gobierno hacia Catalunya en esta cuestión.

Llama al Govern por acordar los presupuestos

Sánchez Llibre hace un "llamamiento" a los partidos del Gobierno, JxCat y ERC, para que "cierren filas" para conseguir "al menos un acuerdo transitorio por los presupuestos generales del Estado", que cree que son una "oportunidad" por conseguir inversiones que hace tiempo que se esperan y aprovechar el dinero europeo que llegará del fondo covid.

El presidente de Foment también envía un mensaje a los partidos estatales y al presidente español, Pedro Sánchez. "Si en un momento tan excepcional como el actual, el presidente del gobierno no es capaz de liderar un acuerdo con los diferentes grupos, y el resto de partidos no son capaces de dejar de lado cuestiones ideológicas, habremos hecho un mal favor a la economía española", dice Sánchez Llibre sobre unas cuentas, los del 2021 en España, que considera que tienen que ser los de la "salvación" de la economía.

La comparación europea

Alemania, dice al líder de la patronal, ha puesto sobre la mesa 286.000 millones de euros, el 8,9% del PIB, Italia ha invertido 80.000 millones, Francia 110.000 millones y Austria 50.000 millones. Mientras tanto, España, hasta ahora, "sólo ha inyectado 44.000 millones, un 3,5% del PIB," lamenta Sánchez Llibre. "Estamos en la cola de Europa en ayudas directas a la economía productiva", añade.

Por eso el presidente de Foment pone sobre la mesa la propuesta de unos 50.000 millones de euros adicionales "inyectados directamente en la vena de las empresas", al margen de los 140.000 millones de euros que tienen que llover de Bruselas el próximo año y de los más de 100.000 millones de avales del ICO. Un dinero que tiene que llegar "ya, mañana, a corto plazo" aunque invertirlos suponga que la deuda pública se dispare más allá del 120% del PIB.

En concreto, Sánchez Llibre pide "más liquidez", elaborar "planes de rescate para que los negocios no cierren" en sectores como el turismo, la hostelería, la cultura, el deporte o incluso la aviación, aplazar impuestos e, incluso, perdonarlos. "El Estado en algún momento se tendría que plantear la posibilidad de la condonación de determinados impuestos: es evidente que, en la situación actual, si no se condonan impuestos o no se aportan ingresos para pagar, no se podrán asumir", afirma.

Aumentar los impuestos sería "letal"

Asimismo, Sánchez Llibre avisa de que un aumento de impuestos sería "letal" para la economía y se muestra convencido de que los ERTE se alargarán "sin miedo y sin complejos". También considera que la prestación por padres con hijos confinados por covid-19 tiene que ser más ambiciosa y no suponer ningún coste para las empresas. Sobre cómo pagarlo al fin y al cabo, el presidente de Foment admite que habrá que hablar en el futuro, "cuando venga la recuperación", y asume que tanto contribuyentes como empresas se tendrán que arremangar.

En Catalunya, el presidente de Foment también defiende que hasta ahora se han ofrecido "pequeñas dosis" de ayudas a empresas y autónomos, y que si la Generalitat "se tiene que endeudar más o hacer un cambio de planteamiento, lo tendría que hacer". Con todo, admite que la administración catalana "va asfixiada de recursos" y que quien tiene que dar "el paso significativo" es el Estado.

Sánchez Llibre asegura, sin embargo, que no quiere un Govern de la Generalitat "en funciones", sino un ejecutivo "fuerte, potente, sea del color que sea". "No queremos un interinato porque eso, para los empresarios, es letal, y entendemos que este gobierno tiene fecha de caducidad, interpretando las palabras del presidente Quim Torra", explica.

El presidente de Foment asegura que no ve "una hoja de ruta común de los dos partidos" del ejecutivo catalán y que "todo el mundo está pensando en las próximas elecciones". "Desde un punto de vista empresarial, lo que queremos es confianza y estabilidad política. Cuanto antes haya elecciones, mejor," concluye.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat