El Govern de la Generalitat ha sancionado once compañías aéreas con más de 530.000 euros durante los últimos tres años, según ha informado hoy la directora de la Agència Catalana del Consum, Elisabeth Abad, durante su visita a la província de Girona.

Estas multas derivan de las reclamaciones que los pasajeros interponen delante de la Agencia Catalana de consumo (ACC) después de hacerlo delante de las aerolíneas y no recibir respuesta en el plazo de un mes.

Aparte de gestionar todas las que los entran de los particulares (en este mismo periodo son 3.817). Consumo también mira si se ha incumplido la normativa y, entonces, es cuando el Govern de la Generalitat multa a la compañía.

Vueling, con 307.740 euros de multa, seguida de Ryanair, con 46.000 euros, American Airlines, con 37.600 euros y EasyJet, con 37.200, son las que acumulan un importe más alto de sanciones. Fundamentalmente, para llevar a cabo prácticas abusivas o negarse a suministrar datos.

Otras compañías sancionadas han sido Air Europa, Iberia, Aerolíneas Argentinas, Delta Airline, Lufhansa, Monarch Airlines Limited, Turkish Airlines y Wizz Air Hungary. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat