Foment del Treball ha asegurado en un comunicado que "duda de la idoneidad" aprobar los presupuestos catalanes y de, después, convocar elecciones. Según la patronal las cuentas de la Generalitat tienen que contar con un Gobierno que los aplique y que tenga la validación de la mayoría parlamentaria.

Foment recuerda que estas elecciones anticipadas dibujarán un nuevo arco parlamentario y un nuevo gobierno que se vería "hipotecado" por estos presupuestos. Aunque siempre ha defendido la necesidad de aprobar la Ley de Presupuestos, Fomento ahora considera que "es todavía más necesario que estos sean el resultado de un gobierno y de una mayoría parlamentaria que tengan el propósito de sacar adelante sus políticas, sin hipotecas de otros gobiernos."

"No se tiene que olvidar de que la referencia por excelencia de cualquier gobierno es la Ley de Presupuestos, que define las políticas a desarrollar y la priorización", han añadido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat