El Instituto de Estudios Estratégicos, el nuevo think tank de la patronal Foment del Treball, ha presentado hoy su primer informe, llamado 'Por un nuevo pacto social. Ante los retos del capitalismo y de la democracia'. En este, la patronal hace una serie de propuestas "para promover un crecimiento económico inclusivo", entre las cuales hace énfasis al aumentar el salario mínimo (SMI) y analizar "la oportunidad" de una renta básica universal. El estudio surge de la necesidad, según explica el coordinador del grupo, Jordi Alberich, de "reducir la desigualdad, porque la sociedad de hoy no tolera este nivel de desigualdad, que quizás hubiera aceptado en otros momentos."

Al mismo tiempo, el presidente de la patronal, Josep Sánchez Llibre, ha planteado un nuevo pacto social europeo que garantice un crecimiento económico inclusivo con una distribución más equitativa de rentas entre ciudadanos y empresas, y ha recalcado que requiere el liderazgo de las corporaciones en su impulso. En este sentido, indica que este informe quiere "poner las luces largas" para abordar con antelación los problemas que encara la sociedad a raíz de las desigualdades y evitar, así, situaciones como las protestas vividas en Chile durante las últimas semanas y las de los chalecos amarillos en Francia. Preguntado por si desde la patronal creen que eso ya ha pasado en Barcelona en los disturbios de algunas protestas por la sentencia del 1-O, Sánchez Llibre lo ha negado: "Evidentemente eso no ha llegado a las calles ni de Catalunya ni del resto del Estado".

Así, Sánchez Llibre ha defensado estas propuestas aseverando que "ya lo dije entonces y lo repito: no saldremos de la crisis hasta que no se incrementen los salarios, y lo sigo pensando".

SMI, renta mínima y colaboración

Alberich ha defendido que la política "esté activa y experimente" con cuestiones como el SMI y la renta mínima, aunque no ha detallado cómo se podría orientar el debate y en qué se tendría que traducir en las mesas de negociación de convenios colectivos, y ha pedido que estas medidas no se rechacen a pesar de los riesgos que se supone que pueden tener. Tampoco se ha concretado cuándo ni cómo se tendrían que implementar las propuestas.

El coordinador ha apostado para profundizar en la colaboración publicoprivada en el ámbito de la educación y la formación de los jóvenes, sobre todo en la Formación Profesional (FP), y también ha indicado que se tiene que avanzar hacia una armonización fiscal, sin definir cómo ni a qué nivel territorial. Además, ha pedido a las empresas que hagan suyo el debate de un capitalismo más social y "atiendan los intereses" de sus trabajadores y clientes, además de los accionistas, porque los ha alertado de que sin un nivel adecuado de justicia distributiva el sistema no es rentable y los ha instado a asumir el concepto de predistribución y avanzar hacia unos sueldos suficientes para sus empleados.

Para Alberich, "en definitiva, hace falta que se vuelvan a reencontrar economía y política" porque "el capitalismo es más equitativo y genera más riqueza cuando convive con democracia". Por último, Foment del Treball prevé presentar este informe delante del Gobierno en las próximas semanas y también ante las instituciones europeas en enero del año que viene para que se encaren de una manera conjunta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat