El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha contradicho las previsiones de crecimiento del PIB que ha anunciado este martes el Gobierno rebajando sus expectativas para el Estado de cara a 2021 hasta el 6,2%. Por contra, el FMI ha aumentado más de un punto sus expectativas de crecimiento económico para 2022 hasta al 5,8%.

En la revisión de sus perspectivas económicas mundiales el FMI ha rebajado en dos décimas su previsión de aumento del PIB español para este año, que ahora sitúa en el 6,2 % y tres décimas por debajo de las anunciadas por el Gobierno.

A pesar de rebajar sus previsiones, el FMI sigue colocando a España como el país que más crece dentro de las grandes economías de la zona euro y junto a países como Japón, Francia, Alemania e Italia al apuntar que en estos casos se anticipa una recuperación más fuerte en la segunda mitad del año gracias a la vacunación y la reapertura económica que continuará durante 2022.

La deuda superará el 120% del PIB

El informe, por otro lado, calcula un déficit público para España del 8,6% del PIB este año, 2,4 puntos inferior al de 2020, y considera que la deuda pública de España se elevará en este ejercicio hasta el 120,1% del PIB, una décima por encima de la de 2020.

Para la zona euro, el FMI prevé un crecimiento del 4,6 % este año, dos décimas por encima de lo calculado en sus previsiones de abril, y un aumento del PIB del 4,3 % en 2022, medio punto por encima de su anterior estimación. 

En el informe, el FMI también coloca a España dentro de las economías avanzadas del mundo que, según considera, están notando el efecto positivo sobre la economía que tiene la vacunación, pero tendrán que lidiar aún con numerosos obstáculos, como los rebrotes de la pandemia o sus nuevas variantes.

En este sentido, el FMI reconoce que en estos países el nivel de población vacunada será ya muy amplio este verano, pero advierte de que la recuperación de forma estable no está asegurada mientras siga habiendo segmentos de la población susceptibles de contagiarse por coronavirus.

España superó la semana pasada los 25 millones de ciudadanos con la vacuna completa (52,8 % de la población) y cumplió así con la estimación del Gobierno sobre el ritmo de inmunizados para estas fechas, en medio del repunte de casos de la quinta ola de la pandemia.

En la rueda de prensa para presentar el informe, la economista jefa del FMI, Gita Gopinah, ha admitido que la propagación de la variante delta de la covid-19 puede empeorar sus previsiones de crecimiento mundial, y por eso insistió en reclamar a las grandes economías un mayor esfuerzo para que haya un reparto más equitativo de las vacunas. El FMI ha pedido a los países económicamente más fuertes que compartan 1.000 millones de dosis de vacunas con las naciones pobres y en desarrollo y que levanten todas las barreras comerciales que puedan impedir su envío.

Imagen principal: La presidenta del FMI, Christine Lagarde - Alexandros Michailidis / European / DPA

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat