El ocio nocturno seguirá cerrado a cal y canto como mínimo hasta el martes después de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) haya dado a la Generalitat margen hasta el martes para que presente sus alegaciones para argumentar el cierre del ocio nocturno.

Este nuevo cierre llega después de que la patronal del sector, Fecasarm, pidiera medidas cautelares urgentes para volver a autorizar la apertura de los locales nocturnos, pero la sala contenciosa-administrativa ha rechazado las medidas urgentes y dirimirá el asunto por la vía ordinaria. Así, el Govern puede presentar sus informes hasta las 12 del mediodía del martes 14 de septiembre.

Todo se remonta a este martes cuando la patronal impugnó la resolución de la Generalitat del 2 de septiembre que prorrogaba y modificaba el decreto del 27 de agosto sobre medidas anticovid. Este decreto del Govern obligaba al cierre de la restauración a las 0.30 horas de la madrugada, y el cierre de los locales musicales nocturnos que no tengan espacios al aire libre. En este último caso, solo se pueden utilizar los espacios interiores como en su sitio de paso cabe en los espacios exteriores o los lavabos, y no se puede bailar ni adquirir consumiciones.

La Fecasarm pidió al TSJC que derogara las limitaciones de forma cautelarísima sin escuchar a la Generalitat. Los magistrados no están de acuerdo y alegan que las medidas son la prórroga de medidas anteriores, y por lo tanto no hay tanta prisa como para no escuchar la contraparte. Por eso, da hasta el martes de la próxima semana a la Generalitat para que argumente sus restricciones.

Pimec no entiende por qué el ocio nocturno sigue cerrado

Quien también se ha pronunciado sobre el cierre del ocio nocturno es la patronal de la pequeña y mediana empresa, Pimec, que a través de un comunicado ha mostrado sus dudas sobre el cierre total de sectores como el ocio nocturno o el parcial de la restauración. Y todavía más después de que las medidas anunciadas por la Generalitat este martes dejan de limitar las reuniones o encuentros familiares a un máximo de 10% así como el 70% a la asistencia a actos y ceremonias.

Por lo tanto, desde Pimec reclaman la reapertura de aquellos sectores que continúan cerrados y la flexibilización de las medidas que todavía perduran en sectores como el comercio, la restauración, el turismo o la cultura. Al respecto, el presidente de la entidad, Antoni Cañete, ha asegurado que "es posible volver a la actividad total de manera regulada y segura, ya que el tejido empresarial ya dispone de las herramientas necesarias para hacerlo posible".

De hecho, Cañete ha añadido que considera que no tendría sentido que se autoricen actividades sociales sin ningún tipo de seguridad ni prevención sanitaria, mientras se mantienen cerradas justo al lado actividades que están en disposición de garantizar la seguridad y en las que se asumen responsabilidades para hacerlo posible, porque eso, sería muy incongruente.

La patronal también se ha reclamado que se valore la puesta en marcha de medidas propuestas por el ocio nocturno y los cambios legislativos necesarios para hacer posible el Pasaporte Covid en Catalunya. "Las libertades individuales no están por encima del bien común y la actividad económica es también un bien común", ha apuntado Cañete.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat