La economía catalana mantiene durante el segundo trimestre de 2016 un ritmo de crecimiento intertrimestral del 0,8%, una cifra que sitúa la tasa interanual en el 3,5%. Mientras la economía internacional se desacelera, la economía catalana no pierde fuerza y sigue creciendo al mismo ritmo que el primer trimestre, según queda reflejado en los datos correspondientes a la estimación de avance que elaboran conjuntamente el Idescat y el Departament de la Vicepresidència i d'Economia i Hisenda.

En este sentido, el dinamismo que muestra la economía catalana podría obligar a revisar al alza las previsiones de cara al conjunto de 2016. El pasado mes de mayo, el Departament estimó el crecimiento en un 2,9% pero todo parece indicar que esta cifra será nuevamente superada.

De hecho, a pesar de la desaceleración que muestran los datos interanuales, los dos primeros trimestres la economía ha experimentado un crecimiento del 3,7% y del 3,5%, respectivamente. El patrón de crecimiento del segundo trimestre es similar al del primer trimestre y gira en torno al consumo privado, el turismo y una leve recuperación de las exportaciones de bienes.

La industria crece más que en los últimos seis años

Respecto a los resultados sectoriales, la industria crece durante el segundo trimestre un 3,5%, la tasa más elevada de los últimos seis años y con cifras superiores a la media de la zona euro. Más concretamente, en la construcción, la economía catalana ha alcanzado el sexto trimestre de crecimiento consecutivo, con una tasa interanual del 3,7%, dado el buen comportamiento del subsector de la vivienda.

El sector servicios ha aumentado el segundo trimestre un 3,7% interanual gracias, especialmente, a los resultados de las actividades de mercado impulsados por el turismo y la demanda interna. Las cifras turísticas son destacables: el turismo aumenta un 4,1% el primer semestre y las pernoctaciones hoteleras un 8,4%.

73.100 puestos de trabajo

El proyecto de ley de presupuestos elaborado por el Govern para el 2016, que no llegó a prosperar por el veto de la CUP y el resto de partidos de la oposición, contemplaba que el PIB catalán crecería un 2,9% este año y que Catalunya crearía en 2016 un total de 73.100 puestos de trabajo, para situar la tasa de paro en el 16,6%. Y con respecto a 2017, preveía un alza del 2,7% y la generación de 68.600 puestos de trabajo.

En esta coyuntura económica, el Departament d'Economia encabezado por el vicepresident del Govern y conseller d'Economia, Oriol Junqueras, sostiene que el entorno económico internacional se ha vuelto más incierto a raíz del resultado del referéndum sobre el Brexit así como el incremento de los atentados terroristas y las consecuencias del golpe militar fallido en Turquía.

En este punto, el informe que será presentado este viernes por Junqueras asegura que las previsiones económicas mundiales se han revisado de nuevo a la baja, aunque añade que "la economía de la UE no acusa de momento cambios importantes, que se concentrarían en el 2017, comportando un crecimiento más modesto".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat