El déficit público de Catalunya ha alcanzado los 1.926 millones de euros en junio, lo que supone el 0,87% del PIB, según ha publicado este martes el Ministerio de Hacienda y Función Pública. En comparación con el mismo mes del año anterior, el déficit público del gobierno se ha incrementado, ya que en junio de 2016 se situaba en 1.220 millones (el equivalente al 0,58% del PIB). El conjunto de las autonomías registra un déficit de 8.362 millones, lo que representa un 0,72% del PIB.

Esta cifra también es superior al déficit de 7.154 millones de junio de 2016 (equivalente a un 0,64% del PIB). En el periodo enero-junio, el déficit consolidado de las administraciones públicas del conjunto del Estado, excluyendo a las corporaciones locales, es de 26.982 millones de euros, equivaliendo al 2,32% del PIB. Esta cifra excluye el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, que a finales de junio presenta un importe negativo de 344 millones.

Más impuestos, menos transferencias

La administración central registró un déficit 12.377 millones a final de junio, cosa que equivale al 1,06% del PIB, excluyendo la ayuda financiera. Esta evolución se debe al incremento de los impuestos en un 7,3% y al descenso del 4,4% de las transferencias pagadas a otras administraciones públicas. Los organismos de la administración central registran al fin del mes de junio un superávit de 52 millones. Hacienda señala que en el 2016 el FROB -como accionista de la Sareb- acudió a la ampliación de capital de la sociedad por importe de 996 millones, un hecho que no se ha repetido este año.

Los fondos de la Seguridad Social han obtenido un déficit de 6.243 millones hasta el junio, equivalente al 0,54% del PIB. En el conjunto del subsector, destaca la evolución de los ingresos por cotizaciones sociales, con un crecimiento del 5,6% hasta junio, compensando el descenso de las transferencias recibidas del Estado, en un 16,3% interanual, como consecuencia de la mejora del mercado laboral. El déficit del subsector disminuye en 0,05 puntos de PIB en comparación con el año pasado, a pesar del menor superávit registrado en el Servicio Público de Empleo estatal, que pasa de 1.507 millones en junio de 2016 a 1.404 millones a junio de 2017. Esta evolución se debe al descenso de los ingresos, en un 7,3%, a causa fundamentalmente de las menores transferencias corrientes recibidas del Estado para financiar las prestaciones por desempleo (1.514 millones).

Por su parte, el sistema de Seguridad Social ha reducido su déficit de 7.929 millones en el 2016 a 7.661 millones este año. El aumento del 3,8% registrado por los ingresos, hasta llegar a los 62.908 millones, ha sido superior al 3,0% experimentado por los gastos, con un volumen de 70.569 millones. Finalmente, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), mejora sus resultados al pasar de un déficit de 162 millones en junio de 2016 a un superávit de 14 millones en el 2017.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat