El miedo provocado por el coronavirus Covid-19 se ha llevado por delante los mercados bursátiles de todo el mundo. La incertidumbre provocada por el virus se ha extendido por la bolsa dejando una de las peores semanas para los mercados financieros desde la crisis de hace una década. Los selectivos de todo el mundo han registrado caídas que en el caso del índice de referencia español, el Ibex 35, ha sido de cerca del 12% en las cinco sesiones que han transcurrido desde el lunes.

ibexcoronavirus28febrer2020

En su peor resultado semanal desde el inicio de mayo de 2010, cuando cayó un 13,78% por la crisis de la deuda europea, el IBEX 35 ha cerrado la jornada con 8.723,2 puntos. Este viernes ha bajado un 2,92% y en lo que llevamos de año acumula una caída del 8,65%.

Porrazo de los índices europeos

En Europa la mayor bajada semanal fue para Frankfurt, del 12,44%; París perdió lo 11,94%, Londres el 11,12% y Milán el 11,26%.

En Àsia Tòquio bajó el 9,59%, Hong Kong el 4,32% y el CSI 300 el 5,05%, mientras que los principales índices de Wall Street acumulaban a esta hora un retroceso que oscilaba entre un 11 y un 13%.

Las noticias que llegaban el fin de semana sobre la propagación del coronavirus a Italia y la cuarentena impuesta en varias zonas de norte de país abonaron la caída del lunes, cuando la bolsa nacional cedió un poco más del 4%, la caída más fuerte desde la votación del Brexit a finales de junio del 2016. Se pasaba de fregar los 10.000 puntos menos de 9.500.

La bolsa refleja con anticipación los efectos que prevén los inversores que cause de la epidemia de coronavirus en el crecimiento mundial y en los resultados empresariales o sectoriales, con las aerolíneas, el turismo, el transporte o la banca como algunos de los principales afectados.

Aumenta el oro y la deuda soberana

Los inversores buscaron valores refugio, deudas soberanas con buena calidad crediticia, como la norteamericana, la alemana o la suiza o el oro. Así, el rendimiento del bono norteamericano bajaba hasta al mínimo histórico de 1,155% y el alemán al 0,607%, cerca del mínimo marcado en agosto pasado, mientras que el oro llegó a acercarse a 1.700 euros la onza, niveles de febrero de 2013.

Excepto el PIB alemán, que se estancó en el cuarto trimestre del 2019 y acabó este año con un crecimiento del 0,6%, la cifra más baja desde el 2014, esta semana se conocieron algunos datos económicos favorables, como la mejora de la confianza empresarial en Alemania a enero (índice IFO) y de la confianza económica en la zona euro este mes o de la actividad de la Reserva Federal de Chicago.

Esperando una respuesta de los bancos centrales para paliar la situación, algunas divisas se recuperaban, como el euro, que sube el 1,5% esta semana, hasta 1,1 dólares. Esta semana también influyeron los numerosos resultados empresariales publicados. Todos los grandes valores han bajado esta semana: Repsol un 15,27%, el tercer peor resultado del IBEX en este periodo, BBVA cayó un 15,18%, Telefónica un 12,27%; Banco Santander un 12,03%; Inditex un 10,95% e Iberdrola el 7,69%.

IAG ha liderado las pérdidas del IBEX con una caída del 26,1%, castigada también por sus resultados y previsiones de negocio, seguida por Bankia, que ha acabado en el mínimo histórico de 1,43 euros después de perder el 15,56% semanal, con Repsol y Grifols en el cuarto lugar y un descenso del 15,18%, la misma caída que BBVA.

Diecinueve valores han perdido entre el 10 y el 15%, mientras que Másmovil ha sido la única compañía con ganancias, el 2,28%. Las menores pérdidas corresponden a Acciona, el 2,39%, después de mejorar su beneficio el 7,2% el año pasado, mientras que Viscofán ha cedido un 3,69%.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat