La patronal Foment del Treball ha alertado de medidas "contradictorias" en el plan de desconfinamiento por el coronavirus como, por ejemplo, la apertura de los hoteles un 30% de capacidad con el cierre de fronteras y la prohibición de hacer desplazamientos entre provincias. En el sector cultural, las "limitaciones" para la apertura de los espacios hacen "inviable" la supervivencia.

En este sentido, la patronal ha advertido que muchos negocios no podrán funcionar con un tercio de la capacidad si no disponen "de ayudas extraordinarias" para compensar el déficit de demanda. Por este motivo, la confederación ha pedido ampliar las medidas fiscales y laborales, como la moratoria de tributos o la ampliación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor, más allá del fin del Estado de Alarma.

En cualquier caso, la patronal considera "imprescindible" que el desconfinamiento se haga con el acuerdo de los sectores económicos e incorpore nuevas medidas de carácter fiscal, laboral y económico. Asimismo, ha pedido que las administraciones públicas suministren el material de protección e higiene.

"Es necesario escuchar a los empresarios y consultar a la patronal, es la reivindicación en la cual coinciden los sectores del comercio, hostelería, restauración, hoteles y cultura que son, en definitiva, de los que más depende el progresivo retorno a la nueva normalidad", ha manifestado Foment en un comunicado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat